domingo, 31 de enero de 2016

Del Retiro a San Lorenzo. El camino sanmartiniano. La marcha militar forzada más rápida de la Historia.


Héctor Piccinali, en su libro rescata con criterio militar el traslado de las tropas del RGC desde el cuartel de Retiro en BA hasta el convento de San Carlos en SL, haciendo hincapié en la velocidad de marcha.

En cinco días, desde la noche del 28.Ene. a la noche del 02.Feb, los Granaderos a Caballo recorrieron 420 kilómetros (un promedio de 80 por día). Bartolomé Mitre escribió sobre el esfuerzo. “Mientras tanto San Martín con su pequeña columna seguía a marchas forzadas”. Fue ésta, la ejecución de una marcha forzada sin par; ejemplo único en la historia militar. Destacamos que Piccinali toma una equivalencia por legua de aproximadamente 5 km, cosa que nos llama la atención .

Solamente comparable a la realizada por el general de caballería James. E. B. Stuart del Ejército Confederado, en la guerra de Secesión norteamericana. Stuart recorrió 208 km en 3 días (70 de promedio), aunque realizó 128 km en las últimas 24 horas.

El promedio diario no alcanza al de San Martín ni tampoco a la de la jornada de mayor rendimiento. Porque los granaderos descansaron en San Pedro y de allí marcharon a Rosario, distante 29 leguas, es decir, 145 km. El ejemplo personal de San Martín, a quien podría considerarse un experto en marchas, pues había recorrido España varias veces en misiones militares, y, finalmente, la instrucción militar superior que transformó a los jinetes gauchos en Granaderos a Caballo, hizo posible este resultado excepcional: “la marcha forzada más rápida en la historia militar del mundo, un laurel más para el gran Capitán de los Andes”. Piccinali, Héctor: “Vida de San Martín en Buenos Aires”, págs. 250 y 251.

José de San Martín, partió con sus 150 granaderos (elegidos en su mayoría entre el 1º y 2º Escuadrón), seguido por los 100 granaderos de infantería al mando del teniente coronel Juan B. Morón, del cuartel de Retiro (hoy plaza San Martín) marchando de noche para evitar el calor del día y ser observados por el enemigo. Recorrieron las Postas existentes, con el fin de renovar la caballada. Un día antes había salido rumbo a SF una carretilla con munición y armas al mando de Larrazábal.
El camino de “La Carrera al Paraguay”, también llamado “Camino de la Costa” seguía el curso del río Paraná, alejado de la costa alrededor de media legua, pues debía evitarse a atacantes que provenían del río y además, eludir accidentes geográficos que eran pasos peligrosos.

Agrega Piccinali: “Tuvieron que superar (los Granaderos montados) el aplastamiento que producen las elevadas temperaturas estivales de la región pampeana, marchando entre grandes cardales, en la oscuridad de la noche y sobre caminos polvorientos, con los inconvenientes consiguientes que generalmente reducen la velocidad a casi la mitad del promedio normal, para entrar en combate y obtener la victoria contra un enemigo descansado que los duplicaba en número”.

Fuente: "Soldados de San Martín en San Lorenzo. Hechos y aspectos inéditos" 2012 (Colimodio/Romay).

¿Cuántos fueron los granaderos que pelearon en San Lorenzo?


Diversas son las cifras que nos brindan diversos autores, y hasta los testigos y protagonistas no coinciden en la cantidad de héroes que formaron el Escuadrón al mando del coronel San Martín, que se batió valientemente a orillas del río Paraná. Comencemos por analizar los diferentes números expresados. En primer lugar, como corresponde, la palabra de su principal testigo y protagonista, José de San Martín. El Libertador en su correspondencia con Miller en 1827, referida a la Acción de San Lorenzo (como el Gran Capitán le llamaba) menciona con uso de la tercera persona para referirse a sí mismo, característica de sus misivas: “El gobierno de Buenos Aires dio orden al Coronel San Martín para que con la compañía de Granaderos Nº 2 y 140 granaderos a caballo, siguiese…” Si bien está demostrado algún error en estas cartas (fechas, distancias) atribuidos, según Bartolomé Descalzo, a que “en fechas, cantidades globales de tropa, y cuando trata de sus años de edad, San Martín no se muestra muy prolijo. No le da importancia en eso a la exactitud”. Sin embargo, Descalzo toma la cantidad informada por San Martín: 140 granaderos.
Enumeramos cronológicamente las diversas cifras sobre la cantidad de granaderos presentes en San Lorenzo, según lo consignaron diversos autores y testigos:

Fuentes documentales y/o testigos
San Martín menciona 120 en el parte de guerra, 140 en 1827.
John Parish Robertson, testigo directo: 150
Antonio Luis Beruti: 150 (por carta recibida del cura Navarro)
Gobierno de BA en la Solicitud de caballos a las postas: 250 (incluye 100 del Regimiento Nº 2)
Recibo de Postas firmado en Rosario el 02.Feb.1813 por San Martín: 164 caballos

Historiadores y/o cronistas
Gerónimo Espejo, en “El paso de los Andes” (1882): 150
Bartolomé Mitre, en “Historia de San Martín”: 120 y 125 en páginas diferentes (¡?)
Manuel de Olazábal, en “Episodios de la Guerra de la Independencia”: 125.
Juan Esteban Guastavino, en “San Lorenzo” (1913): 120.
Hugo Fernández Burzaco, en “La Casa de Escalada de Burgos en la Epopeya Sanmartiniana”: 125.
Bartolomé Descalzo, en “La Acción de San Lorenzo”: 140.
Isidoro Ruiz Moreno, en “Historia del Regimiento de Granaderos a Caballo”: 141.

Estas diferencias, apreciables, se encuentran “respaldadas” por documentación diversa; para quienes tomaron como 120 el total de granaderos, su referencia fue el parte de batalla, fuente primaria de información. Allí San Martín explicó que “…en dos divisiones de sesenta hombres cada una, los ataqué…” Dos divisiones de 60 hombres cada una hacen un total de 120 hombres. Cálculo simple y práctico, y por demás refrendado por la firma de San Martín, apenas horas después de realizado el combate. Años más tarde, el Libertador, en la ya mencionada correspondencia mantenida con Miller, agregará que dispuso a 12 granaderos “únicos con carabinas” a defender las puertas del convento. O sea 120 + 12 = 132, llegando así a una cifra más cercana a los 140 mencionados en su mencionada correspondencia. Tengamos en cuenta que en la acción propiamente dicha, bien pueden haber participado los 120 y el resto fuera ubicado en posiciones de retaguardia (como los 12 con carabinas) y/o de respaldo como personal auxiliar asistente.
El testimonio de Robertson quien mencionó 150 hombres, como testigo presencial de las acciones, sirvió de fuente para otros autores que dieron esa cifra en sus respectivas obras.
También refirió 150 granaderos, el gobernador de SF, Antonio Luis Beruti, cuando menciona la carta recibida del cura Navarro la noche del 03.Feb.: “…el coronel don José de San Martín con 150 granaderos…”

En nuestras investigaciones, nos basamos para establecer la cantidad de efectivos en, un documento que por sí solo es concluyente y determinante para dar un número casi exacto del total de efectivos: EL EXTRACTO DE LA REVISTA PASADA EN FEBRERO DE 1813 por el Comisario Victorino de la Fuente, base de muchos los análisis realizados para la identificación de los actores del combate. Las Listas de Revista se realizaban los primeros días del mes, informándose la cantidad de Presentes (P), Ausentes (A) y a los Considerados Presentes (cP). Esta revista, en particular, fue tomada por el Comisario de Guerra en los cuarteles de Retiro durante la primera semana de Febrero. Estas Listas, tomadas mensualmente, servían de base para el pago de sueldos pues de ella surgían las cifras para la liquidación de fondos que el Gobierno debía hacer a cada fuerza. Quien la tomaba (en este caso el Comisario de Guerra) era un funcionario del Gobierno que recorría los diversos cuarteles.
En base a esta Lista de Revista podemos inferir que el número total de tropas patriotas del RGC en San Lorenzo fueron 151 ó 150 hombres.
Este número coincide con los 150 mencionados por Robertson y Beruti y se aproxima a los 140 declarados por San Martín en 1827. También es coincidente con el total de caballos solicitados a las postas por el Gobierno (250), si tenemos en cuenta que 100 de ellos estaban destinados al Regimiento de Juan B. Morón.

Fuente: SOLDADOS DE SAN MARTIN EN SAN LORENZO. Hechos y aspectos inéditos. Alfar Editora 2012 Autores: Colimodio, Roberto y Romay, Julio.

¿Usó San Martín su famoso sable corvo?


Inmediatamente cuando mencionamos la figura del General San Martín, ella viene atada indisoluble a la figura de su afamado Sable Corvo.

El año pasado, dicho Sable Sanmartiniano, fue llevado desde el Cuartel del Regimiento de Granaderos a Caballo hasta su actual ubicación, el Museo Histórico Nacional. Esta circunstancia hizo que su imagen fuera reconocida por el Pueblo de la Nación Argentina. Mucha tinta corrió en tal ocasión, haciendose mención sobre que el afamado Sable era el arma que había acompañado al General San Martín en TODA su Campaña Libertadora.

Pero... ¿esto fue realmente así?.
Podríamos empezar diciendo que existen grandes dudas de que el Sable Corvo haya estado en el Bautismo de Fuego del Regimiento de Granaderos, es decir el "Combate de San Lorenzo".
Y para afirmar esto, nos basamos en dos informaciones, una negativa y una positiva.

La negativa es que no existe prueba documentada de que San Martín haya tenido ceñido al cinto en San Lorenzo, al famoso Sable Corvo. No figura en ningún documento histórico, la prueba fehaciente de que el Libertador haya llevado su Corvo a ese Combate.
Y la otra prueba es un prueba positiva...

El General Gregorio Araoz de Lamadrid en sus Memorias nos cuenta que antes que el General San Martín abandonara su puesto como Jefe del Ejército del Norte en 1814, le regala a él una espada, diciéndole que era el arma que lo había acompañado en San Lorenzo.
Textualmente nos dice Lamadrid:

"...Cuando poco después se retiró el general San Martín, por enfermo, me regaló su espada, al tiempo de marcharse, diciéndome que era la que le había servido en San Lorenzo, y que me la daba para que la usase en su nombre seguro de que sabría yo sostenerla...."

En otro pasaje de su narración, Lamadrid nos dice que la perdió en un Combate nocturno, cayendo en poder del enemigo realista.

Es decir que todos los indicios históricos indican que por lo menos en San Lorenzo, su afamado Sable Corvo no acompañó al Cóndor de los Andes...

Fuente: Granaderos Bicentenario

viernes, 29 de enero de 2016

El Granadero que vino del otro lado de la cordillera

En pocos días recordaremos un nuevo aniversario del "Combate de San Lorenzo" del 3 de febrero de 1813, en donde los Granaderos a Caballo obtuvieron su Bautismo de Fuego.

Pero pocos saben o recuerdan que de entre los dieciseis Granaderos caídos en el Combate (catorce el mismo día, y dos más en días posteriores), cuatro no eran argentinos.

Efectivamente, había cuatro extranjeros entre los muertos. Había dos "orientales" -que bien podrían haber sido considerados argentinos, ya que la Banda Oriental, actual Uruguay, todavía no había logrado su independencia- un francés y un chileno...

Nos referiremos a éste último, llamado Julián Alzogaray Coria.

Era nacido en la Villa San Martín de la Concha, Quillota, Chile, alrededor de 1793.

En 1811 las cosas no andaban muy bien de éste lado de la Cordillera. Belgrano había sido derrotado en el Paraguay, el Ejército del Norte despedazado en "Huaqui", y el Puerto de Buenos Aires sitiado por la Escuadra de Montevideo. Y fuertes rumores de una posible invasión lusitana o española.

Del otro lado de la Cordillera. Chile, las cosas estaban mejor. Un Gobierno Patrio se había hecho fuerte, naciendo lo que se llamó la "Patria Vieja".

Es por eso, que desde el Gobierno de Buenos Aires se solicita ayuda al Gobierno de Santiago, para tratar de defender la Capital del ex Virreynato del Río de la Plata. Repetimos la fecha, 1811, seis años antes que San Martín cruzara los Andes.

La Junta de Gobierno de Chile decide enviar una fuerza armada, compuesta de 300 hombres, llamada "Expedición Auxiliar de Chile" o "Tropas Disciplinadas". El cuerpo armado llegó en junio de 1811, siendo recibido con algarabía por el pueblo de Buenos Aires. Formando parte de ésta Expedición vino precisamente Julián Alzogaray Coria.

Cuando San Martín hace su llamamiento para crear el nuevo Regimiento, varios Oficiales y Soldados Chilenos, piden la baja de las fuerzas de la Expedición y se suman a los Granaderos a Caballo.

El Granadero Julián Alzogaray Coria, de tan sólo 20 años, formaba parte de la Columna de ataque comandada por el Capitán Bermúdez. Halló la muerte, durante el Combate de San Lorenzo el 3 de febrero de 1813.

"Chile le dio la vida, San Lorenzo la Gloria", dice una placa que lo recuerda en la Ciudad de San Lorenzo. Una calle de la ciudad lleva su nombre.


Escudo de la columna de Quillota

Fuente: "Soldados de San Martín en San Lorenzo". Colimodio Galloso-Romay. 2012

jueves, 28 de enero de 2016

Inicio de la Epopeya Sanmartiniana. Rumbo a San Lorenzo

Instrucciones que deberá observar el Coronel Don José de San Martín para los movimientos de la fuerza que debe marchar por la costa del Paraná”.

Ante el riesgo inminente de la escuadra realista remontando el Paraná, el Gobierno nombró al coronel San Martín, jefe de un destacamento de 250 hombres con dos piezas de artillería, para que inicie su marcha el día 28.Ene.1813, con las siguientes instrucciones:

“Primeramente se le autoriza de un modo pleno y sin restricción alguna, para que tome las medidas que crea conveniente para la mejor dirección de su empresa y desempeño de la Comisión.

2º - Podrá circular órdenes a todos los Jueces de Partidos, Comandantes Militares y hacendados del tránsito para que le franqueen todos los auxilios de caballadas, reses y cualesquiera otros que necesitare para la expedición.

3º - Si los enemigos no hubiesen desembarcado y avistase los buques, estará a la observación de sus movimientos y en el caso de que bajasen, regresará sin perderlos de vista, verificando lo mismo si subiesen hasta llegar a Punta Gorda.

4º - Si los enemigos hubiesen desembarcado y hecho alto en algún punto de la costa y la fuerza fuese superior y decidida a batirse con los que los ataquen, podrá pedir auxilios al Teniente Gobernador de Santa Fe, bajo la calidad de devolvérselos en caso de que pasando de Punta Gorda los buques para arriba, se tema intenten un desembarco en aquel punto, y entonces le aumentará la fuerza que lleva el refuerzo que crea conveniente.

5º - Si los marinos con toda su fuerza siguiesen río arriba, seguirá sus movimientos siempre observándolos en sus designios como se le previene en el artículo 3º; y en el caso de verlos empeñados contra las baterías de Punta Gorda, o en desembarco en la costa opuesta, por el Paso del Rey, esperará el resultado para decidirse a regresar observándolos si viniesen río abajo o pasar a Santa Fe a auxiliarla en el caso antes prevenido.

6º - Comunicará los avisos más ejecutivos, de posta en posta de cuanto ocurriere.

7º - Dejará prevenidos en las postas y a los Comandantes y Alcaldes del tránsito, tengan prontas caballadas para el caso de que el gobierno le comunique órdenes de volver aceleradamente hacia la Capital.

8º - En el caso de regresar sea por orden superior o en observación de los enemigos continuará con las carretillas de las municiones y demás tráfagos hasta la misma capital.

9º - En cualquier lance imprevisto que no se hallase prevenido en esta instrucción, se deja al discernimiento y conocimientos militares del Coronel D. José de San Martín, tomar las medidas que estime oportunas para la seguridad de la empresa y honor de las armas de la Patria”.
Buenos Aires, Enero 28 de 1813.



“Es copia literal del pliego borrador de las instrucciones que, de puño y letra del Oficial Mayor del Ministerio de Guerra D. Tomás Guido, se encuentra en el Archivo del mismo Ministerio en una carpeta sin número del mes de enero de 1813, la cual he tenido en mis manos al efecto. Debiendo advertir, que dicho borrador no tiene rúbrica ni firma de ninguno de los señores de la Junta Gubernativa ni del Secretario del Departamento, ni más autenticidad que ser escrito a mano del Oficial Mayor, como hay centenares de otros actos y documentos en el mismo Archivo. Gerónimo Espejo. Extraído de Campañas Navales de la República Argentina. A. J. Carranza. Año 1812-1814. Tomo II. Págs. 179-80).

Fuente: "SOLDADOS DE SAN MARTIN EN SAN LORENZO" ALFAR EDITORA 2012 - ROBERTO COLIMODIO Y JULIO ROMAY (AUTORES)

miércoles, 27 de enero de 2016

Gral. José de San Martín: Deberes Militares y penas para sus infractores

Gral. José de San Martín
Recordemos que para éstas fechas, hace 199 años, el Ejército de los Andes ya estaba cruzando la Cordillera de los Andes, iniciando de ésta manera la más grande Epopeya que recuerda la Historia Americana.

Éste Ejército, que debería dar Libertad e Independencia a medio continente, fue obra exclusiva del General San Martín. Lo creó él. Lo instruyó él. Desde la nada, forjando su espíritu guerrero, pero a su vez también, forjando su disciplina, alma de toda fuerza armada.

Para lograr éste objetivo, el General San Martín dictó una especie de reglamento para el Ejército de los Andes, compuesto de 40 artículos, algunos verdaderamente duros.

Este reglamento del Ejército se llamó: "Deberes Militares y penas para sus infractores". Su párrafo inicial decía:

"La Patria no hace al soldado para que la deshonre con sus crímenes, ni le da armas para que cometa la bajeza de abusar de estas ventajas, ofendiendo a los ciudadanos con cuyos sacrificios se sostiene: la tropa debe ser tanto más virtuosa y honesta cuando es creada para conservar el orden de los pueblos, afianzar el poder de las leyes y dar fuerza al gobierno para ejecutarlas, y haceros respetar de los malvados, que serían más insolentes con el mal ejemplo de los militares: a proporción de los grandes fines a que son ellos destinados, se dictaron penas para sus delitos: y para que ninguno alegue ignorancia se manda notificar a los cuerpos en la forma siguiente:..."

"1.- Todo el que blasfemare el Santo nombre de Dios, o de su adorable Madre, e insultare la religión, por primera vez sufrirá cuatro horas de mordaza atado a un palo en público por el término de ocho días, y por segunda vez, será atravesada su lengua con un hierro ardiente y arrojado del cuerpo."
Continuando con el tema, haremos una pequeña selección de algunos de los cuarenta Artículos enumerados en la circular: "Deberes militares y penas para sus infractores":

"2.- El que sea infiel a la Patria, comunicándose verbalmente, o por escrito con los enemigos, haciéndoles alguna señal, revelando el santo, dirección o indirectamente, u otro secreto interesante del servicio, o de cualquier otro modo que cometiese traición, será ahorcado a las dos horas; igual pena tendrá el espía, o el que engañase a otro soldado para el enemigo.

3.- El que sin orden saliese de las filas, escalare murallas o fuertes, o entrase a la fuerza en casa de particulares, especialmente a los pueblos que va el ejército a recuperar, será pasado por las armas allí mismo, si lo exigen las circunstancias.
.....................................................................................................
5.- El que forzare puerta de casa o guardia será fusilado.
......................................................................................................
11.- Serán severamente castigados los que muestren desagrado a la fatiga, el cabo que tolere este delito, bajará a servir diez años de último soldado; el sargento que no lo evite será castigado como si él fuese en reo.
.......................................................................................................
23.- El soldado que encubriese vagos, sufrirá por primera vez tres años de presidio, seis por segunda vez y tercera vez, y si auxilia al delincuente tendrá la pena del reo.
........................................................................................................
25.- El falseador de sello o moneda tiene pena de muerte, y el de firma, presidio o muerte según caso.
26.-La misma sufrirá el ladrón que robe más de ocho reales.
27.- La misma pena tendrá el que forzare mujer o la robare.
.....................................................................................................
36.- Los viciosos que no se enmienden, serán castigados a presidio.
......................................................................................................
40.- Las penas aquí establecidas y las que según la ley se dictaren por el juzgado militar serán aplicadas irremisiblemente.

(Extracto de algunos artñiculos)

SEA HONRADO EL QUE NO QUIERA SUFRIRLAS: LA PATRIA NO ES ABRIGADORA DE CRÍMENES".
Cuartel General de Mendoza
Setiembre de 1816.
San Martín"

Fuente: Granaderos Bicentenario

lunes, 25 de enero de 2016

Polémica investigación genética sostiene que los ‘cráneos Paracas’ no son humanos

Un investigador estadounidense está convencido de que parte de los restos encontrados en Paracas son biológicamente diferentes a los seres humanos.


Qué duda cabe que nuestra cultura precolombina está llena de enigmas y misterios que hasta hoy nadie puede descifrar y que son materia de estudio de muchas personas en todo el mundo. Es el caso de Paracas y su milenaria civilización descubierta por Julio César Tello en los años 20, época en la que el arqueólogo peruano encontró los famosos y controversiales ‘cráneos Paracas’ que se caracterizan por tener una forma alargada.

Pues bien, desde hace algunos años el investigador estadounidense Brien Foerster viene estudiando el tema a profundidad para demostrar una polémica teoría que para algunos parece un disparate pero que puede resultar muy interesante.

Resulta que en 2011, Foerster convenció a Juan Navarro, propietario/curador del Museo de Historia de Paracas, de que varias muestras de los cráneos debían ser analizadas genéticamente. Y es que el estadounidense estaba sorprendido por las particulares características de los ‘cráneos Paracas’, ya que eran muy diferentes a los cráneos deformados de otras culturas.

Qué duda cabe que nuestra cultura precolombina está llena de enigmas y misterios que hasta hoy nadie puede descifrar y que son materia de estudio de muchas personas en todo el mundo. Es el caso de Paracas y su milenaria civilización descubierta por Julio César Tello en los años 20, época en la que el arqueólogo peruano encontró los famosos y controversiales ‘cráneos Paracas’ que se caracterizan por tener una forma alargada.

Pues bien, desde hace algunos años el investigador estadounidense Brien Foerster viene estudiando el tema a profundidad para demostrar una polémica teoría que para algunos parece un disparate pero que puede resultar muy interesante.

Resulta que en 2011, Foerster convenció a Juan Navarro, propietario/curador del Museo de Historia de Paracas, de que varias muestras de los cráneos debían ser analizadas genéticamente. Y es que el estadounidense estaba sorprendido por las particulares características de los ‘cráneos Paracas’, ya que eran muy diferentes a los cráneos deformados de otras culturas.

Analizando los cráneos

Según Foerster, los ‘cráneos Paracas’ son un 25% más grandes y hasta un 60% más pesados ​​que los cráneos de seres humanos normales. También son estructuralmente diferentes y sólo tienen una placa parietal, mientras que los humanos ordinarios tienen dos. Él estaba convencido de que eso no pudo ser producto de ninguna técnica milenaria, como se ha dicho siempre. Por eso solicitó hacer un examen de ADN cuyos resultados alborotaron a la comunidad científica.

Las muestras de cabello, incluyendo las raíces, un diente, hueso del cráneo y muestras de piel fueron tomadas de cinco cráneos diferentes y entregadas al conocido investigador paranormal Lloyd Pye, quien se las pasó a un científico anónimo en Texas para el análisis genético. Tras las primeras pruebas, este experto se comunicó con Brien y le dijo exactamente lo siguiente:

“Brien, cualquiera que sea la muestra que provenga de la etiquetada 3A, tiene un ADN mitocondrial con mutaciones desconocidas en cualquier ser humano, primate o animales conocidos hasta ahora. Los datos están aún incompletos y todavía es necesario hacer montón de secuencias para recuperar la secuencia completa del ADN mitocondrial. Pero en los pocos fragmentos que he sido capaz de secuenciar la muestra 3A, indican que si estas mutaciones se sostienen (en el resto de la secuencias) se trata de una nueva criatura humana, muy distante del Homo sapiens, los neandertales y los homínidos de Denisova.”

Evidentemente, este genetista anónimo desliza la posibilidad de que los cráneos pertenecían a individuos biológicamente diferentes a los seres humanos, cuya reproducción entre sí hubiera sido imposible. "No estoy seguro de que estén en el árbol evolutivo conocido", agregó. Esto originó la polémica teoría de que en Paracas vivió una civilización que no parecía ser de este planeta.

Como era de esperarse, más de un científico puso el grito en el cielo y cuestionó duramente esta investigación que si bien capturó la atención del mundo entero, no llega a convencer a los expertos. Y es que se trata de resultados preliminares que no fueron estudiados a fondo ni revisados por otros especialistas. Además, el misterio sobre la persona y el lugar donde se realizaron las pruebas genera muchas dudas.

“La cuestión es que si ellos eran tan diferentes entonces no podían cruzarse con los humanos, se reprodujeron dentro de su pequeña población”, dijo Brien Foerster tras conocer esos controversiales resultados genéticos. Muchas personas aseguran que la única intención de Foerster es hacerse famoso y vender libros. Además cuestionan sus conocimientos ya que no tiene mayor formación arqueológica.

sábado, 23 de enero de 2016

Las veinte cargas de Lavalle

Dn, Juan Galo Lavalle
La batalla está definida. Las tropas del Rey atropellan con facilidad a los patriotas que tratan de resistir. Los regimientos independentistas aflojan la resistencia y comienzan a retroceder ante el empuje realista.

Pronto la resistencia se convierte en huída. Es el sálvese quien pueda. Es la Batalla de Moquehua del 21 de enero de 1823.

Desesperados, los soldados del Ejército Libertador del Sur, abandonan sus armas escapando de lo que se está convirtiendo en una verdadera carnicería. Detrás de ellos, la caballería del general Valdez los acuchilla sin piedad.

Algo hay que hacer, para evitar esa masacre. Y es allí, cuando aparece la figura heroica del Sargento Mayor Juan Galo de Lavalle González Bordallo, el "León de Riobamba"...

Con sus cuatrocientos Granaderos a Caballo, se interpone entre los soldados de infantería patriota y la caballería realista que los persigue. Enfrenta a los hombres del Rey, y los carga con bravura. Una, carga, dos cargas, tres cargas... y los realistas continúan su persecución... cinco cargas aguanta 
Lavalle... diez cargas... ¡quince cargas!...

Lavalle reúne a su escuadrón, que apenas ahora es un pelotón. Sólo quedan 80 sables Granaderos en las manos de 80 valientes. El resto ha muerto o ha caído prisionero. El León los mira, y duda si volver a cargar o no. Están exhaustos, agotados, con sus caballos sin fuerzas. Cuando de entre el pelotón se escucha la voz de un Granadero que dice:

-¡Un Necochea aquí!
Lavalle siente en el alma aquellas palabras. Hirientes, que lastiman su orgullo y honor de Granadero. Mira a sus hombres y dice:

-¡Lo mismo sabe morir un Lavalle que un Necochea!. ¡Granaderos! ¡A la carga!.
Y así, aquel puñado de centauros vuelven a cargar contra el enemigo que los supera en número. No importa la cantidad de soldados que les pongan enfrente, porque aquellos Granaderos no peleaban por sus vidas, ¡sino que luchaban por la Gloria!

Luego de veinte cargas, los realistas detienen su persecución. Los infantes derrotados pueden continuar su huída, cargando a sus compañeros heridos sabiendo que los pocos Granaderos a Caballo que quedan, les cuidan las espaldas.

Sin lugar a dudas, la Batalla de Moquehua del 21 de enero de 1823, a pesar de haber sido una derrota de las Armas de la Patria, es una de las más bellas joyas que guarda el Historial de los Granaderos a Caballo de los Andes.

Las Veinte Cargas de Lavalle y sus Granaderos en Moquehua, significaron una de las mayores Glorias de la Patria.

Sargento Mayor Juan Galo de Lavalle González Bordallo.

Fuente:
1) "Tradiciones Peruanas" de Ricardo Palma
2) Granaderos Bicentenario

viernes, 22 de enero de 2016

El Xibalbá, los Mayas


Xibalbá, el inframundo que describe la mitología maya, es en realidad un increíble laberinto de ríos subterráneos que horadan la península del Yucatán. El Yucatán carece de ríos y lagos, pero los mayas creían que los pozos subterráneos de agua dulce diseminados por el territorio eran portales sagrados hacia este inframundo. Actualmente se está llevando a cabo la exploración de la civilización subacuática maya y ahora se sabe que el inframundo fue creado por una serie irrepetible de fenómenos naturales.

Existen miles de entradas al inframundo de Xibalbá escondidas entre el denso follaje del Yucatán. Estos portales sagrados que conducen a la civilización subacuática son en realidad sumideros de agua conocidos como “cenotes”, una transliteración al español de la palabra maya dzonot. Estos aljibes subterráneos fueron creados por la lluvia, que fue erosionando lentamente el lecho de piedra caliza y formando grutas subterráneas. Con el tiempo, las bóvedas de estas cavernas ceden y dejan al aire la oquedad natural que va desde pequeñas grutas a completas redes de túneles.

Las grandes ciudades mayas de Chichén Itzá y Mayapán, así como otras poblaciones menores, se encuentran estratégicamente situadas junto a cenotes, pues no eran sólo parte del inframundo maya, sino también su fuente principal de agua potable.

De acuerdo con la mitología, el inframundo maya estaba gobernado por los doce dioses de la muerte, conocidos como los Señores de Xibalbá. Su corte se encontraba bajo la superficie de la tierra y los dos principales era Hun-Camé (Uno-Muerte) y Vucum-Camé (Siete-Muerte). El resto de los señores era demonios que trabajaban de dos en dos, cada par encargado de un tipo específico de tormento humano: la enfermedad, el hambre, el miedo, la indigencia, el dolor y la muerte.

Según el Popol Vuh, el libro de mitos mayas, el inframundo era una auténtica civilización con diversas estructuras que incluía un consejo para los Señores, casas, una cancha de juego de pelota, jardines y edificios sagrados que indican que la civilización bajo las aguas era una gran ciudad. Los visitantes tenían que sortear grandes obstáculos, retos y trampas antes de llegar. Una vez ahí, los Señores los pondrían a prueba en una de seis mortíferas casas, donde o superaban la prueba o eran condenados a muerte.

A los gobernantes del inframundo maya se les rendía culto. Pero la civilización de la superficie empezó a engañar a los soberanos de Xibalbá con falsos sacrificios. Dice el mito que dos héroes gemelos maya fueron capaces de Xibabla y derrocar a sus señores. Incluso tras la caída de Xibalbá, el sombrío inframundo maya siguió siendo mencionado en la mitología.

Actualmente la zona es el centro de un proyecto de investigación de arqueología subacuática que está estudiando y haciendo mapas estas grutas acuáticas. Los buceadores han encontrado restos de seres humanos, animales, platos, cuencos y otros signos de sacrificios a los dioses de Xibalbá. La mayoría de los sacrificios maya precisaban agua de los dioses subterráneos.

Fuente: Planet of Aztecz

Breve esquema genealógico de José Gabriel Brochero, el primer Santo Argentino

El Papa Francisco firmó hoy el decreto que ungirá al sacerdote como el primer argentino santificado

El papa Francisco aprobó hoy la canonización del cura José Gabriel Brochero, tras haber confirmado el segundo milagro atribuido a su obra, por lo que se convertirá en el primer santo nacido y muerto en Argentina.

El sacerdote cordobés realizó una vasta obra social en la región de Traslasierra y se le adjudican dos milagros. El primero que se le reconoció y que permitió su beatificación fue su intercesión en la curación de Nicolás Flores, un chico que tenía tan solo 11 meses cuando un accidente de tránsito lo dejó en estado vegetativo.

El siniestro vial ocurrió el 28 de septiembre de 2000, en Falda del Cañete, provincia de Córdoba. Flores estuvo al borde de la muerte, luego de tener tres paros cardiorrespiratorios con pérdida de masa ósea del cráneo y masa encefálica.

En el momento en que se produjo el accidente, su padre Osvaldo, que había salido ileso, vio a la criatura bañada en sangre y rezó a Brochero que le salvara la vida.

Tras ser internado, todos los pronósticos apuntaban que, si se recuperaba, Nicolás no iba a poder ver, escuchar, hablar ni caminar. Pese a ello, el pequeño sanó y tuvo una recuperación milagrosa. Llegó a recuperar la masa ósea en seis meses, sin intervención quirúrgica de por medio. En 2012, una junta médica avaló esta teoría al declarar que la recuperación carecía de explicación científica. Durante todo este proceso, hubo varias oraciones al cura Brochero.

El segundo caso que se le atribuyó recientemente es el de Camila Brusotti. A los ocho años, la niña padeció una brutal paliza a manos de su madre y su padrastro, lo que la dejó inconsciente y permaneció más de dos meses en terapia intensiva.

Como en el caso de Flores, Brusotti estuvo a punto de morir y, por un hecho sin explicación científica, inició "una recuperación meteórica a principios de enero de 2014", apenas tres meses después del ataque. Entonces comenzó a caminar sola, hablar con fluidez e interactuar con su familia. Los afectos de Camila eran muy creyentes, y durante el tiempo de internación rezaron mucho e hicieron que interviniera el cura Brochero. Hoy, la nena se sigue recuperando de algunas dificultades motrices pero desarrolla una vida normal.

La obra pastoral

Al inicio de su ministerio, el cura Brochero asistió a los enfermos de la epidemia de cólera que azotó en 1867 a la ciudad de Córdoba. El 24 de diciembre de 1869 deja la capital provincial para hacerse cargo del curato de San Alberto, actualmente conocido como el valle de Traslasierra, instalado en la localidad de Villa del Tránsito.

Según relata la agencia AICA, el cura gaucho asumió como suyas las necesidades de la gente. Con sus manos y la colaboración de los feligreses, construyó iglesias y capillas, levantó escuelas y abrió caminos entre las montañas. Entonces la región, que estaba a más de 2.000 metros de altura, tenía más de 10.000 habitantes y no contaban con este tipo de servicios. De acuerdo a las crónicas de la época, la población estaba deprimida y vivía en la indigencia. 

Al año siguiente de su llegada, comenzó a llevar a hombres y mujeres a Córdoba, para hacer los Ejercicios Espirituales recorriendo unos 200 kilómetros a través de las sierras. Una suerte de iniciación. La travesía requería tres días a lomo de mula y las caravanas muchas veces superaban las quinientas personas. Al regresar, tras nueve días de silencio, oración y penitencia, sus feligreses cambiaban de vida y buscaban el desarrollo económico de la zona.

En su vejez el padre Brochero enfermó de lepra, al haber compartido el mate y la vida de enfermos de ese mal, que lo dejó sordo y ciego. Murió el 26 de enero de 1914, junto a su pueblo (1). 

Breve esquema Genealógico de José Gabriel Brochero (2) (3):

Teodoro Brochero casado con Marquesa Mancilla, padres de:

Bautisma de Vizente Ignacio Brochero, padre de José Gabriel


1. Vizente Ignacio Brochero Mancilla, fue bautizado privadamente en caso de necesidad por el Dr. Marcos de Arisa, oleado y crismado de 1 años el 25 de agosto de 1810 en la Capilla Santa Rosa de Lima de Córdoba, de la ciudad del mismo nombre en la provincia de Córdoba, don Vizente Ignacio, falleció repentinamente de 58 años y fue sepultado el 21 de julio de 1867, casado con Petrona Dávila, padres de 10 hijos que enumeramos sin orden:

Defunción de Vizente Ignacio
a) Ramón Brochero Dávila

b) Rosario Brochero Dávila

c) Aurora Brochero Dávila

d) José Gabriel Brochero Dávila, fue bautizado, oleado y crismado de un día el 17 de marzo de 1840, en la capilla de Santa Rosa, siendo sus padrinos:Dn Manuel Antonio Ceballos y Dña Josefa Dávila. Falleció el 24 de enero de 1814

Bautismo de José Gabriel Brochero

e) Bonifacia Brochero Dávila (1858-1878)

f) Jesús Brochero Dávila

g) Josefa Brochero Dávila

h) Eulogio Brochero Dávila

i) Rosaura Brochero Dávila

j) María de Jesús Brochero Dávila

Fuente:
1. Infobae
2. Grupo de Facebook Genealogía Sin mentiras
3. Geni

miércoles, 20 de enero de 2016

Un 20 de agosto de 1905

Noticias de Tucumán, en un día como hoy pero de...
1905: En su residencia de Sauce Yacu (Raco) muere don Juan Posse, fundador del ingenio San Juan. Instaló esta fábrica en 1870, en La Banda, Departamento de Cruz Alta, hoy Cevil Pozo.
En 1882 se asoció con Leocadio Paz, dando lugar al nacimiento de la firma Paz Posse. Este ingenio fue cerrado por el gobierno nacional en 1966.
Nacido en Tucumán en el año 1840, tomó parte activa en las luchas políticas de la provincia. Fue nombrado gobernador en 1886 y al frente del gobierno tuvo que enfrentar la oposición liberal encabezada por el Dr. Lídoro Quinteros. Fue derrocado por una revolución el 12 de junio de 1887.


Fuente: Archivo Histórico de Tucumán

martes, 19 de enero de 2016

19 de enero de 1811 COMBATE DE PARAGUARÍ


Después del combate de Campichuelo, Belgrano se enteró que los efectivos paraguayos habían evacuado Campichuelo e Itapuá y ordenó al mayor general José Machain el adelantamiento de sus fuerzas.

Los efectivos triunfantes en Campichuelo fueron la vanguardia de las tropas de Buenos Aires y ocuparon Itapuá. En esta localidad capturaron canoas, un cañón, armamento diverso, municiones y equipo que el enemigo abandonó en su huida. El jefe realista, coronel Velasco mantuvo débiles fracciones de seguridad en contacto con las fuerzas invasoras.

El avance de las fuerzas patriotas en tierra paraguaya fue difícil debido a las dificultades del terreno – bosques impenetrables, montes inmensos, lagunas y pantanos. En su avance, Belgrano supo que una subunidad paraguaya, del orden de un centenar de hombres, se retiraba hacia el norte con algunas horas de ventaja.

Ordenó al capitán Gregorio Perdriel, al mando de una compañía de Patricios, que iniciara su persecución y posterior ataque. Perdriel alcanzó al enemigo el 7 de enero de 1811, a las 6, pasando al ataque. Los efectivos al mando del comandante Rojas, que habían pasado al descanso en la margen opuesta de un curso de agua en el monte de Maracaná, respondieron el fuego y lograron desprenderse y replegarse a través de la espesura. El botín conquistado consistió en dos prisioneros y armamento.
El grueso de los efectivos de Belgrano, marchando de noche, cruzó el río Tebicuary, acampando el 11 de enero de 1811 en Itaipá, a 135 kilómetros de Asunción. En su repliegue, Velasco utilizó el procedimiento de evacuar la población y el ganado de la zona, que marchó junto con sus fuerzas. Por lo tanto, Belgrano, en su avance, encontró aldeas y pueblos desiertos.

El 15 de enero de 1811, en un clima tropical, con lluvia torrencial, el ejército patriota llegó al arroyo Ibáñez. En ese lugar, Belgrano supo que importantes efectivos paraguayos se encontraban al norte del arroyo Paraguay, dispuestos a presentar combate.

El general Belgrano cruzó el arroyo con su escolta y estado mayor y alcanzó el cerro Mbaé, donde tuvo excelente observación sobre el enemigo. Se ordenó adelantar una avanzada patriota.

El 18 de enero se vivió un clima de tranquilidad, salvo esporádicos contactos entre patrullas de exploración de ambos contendientes. Al anochecer, Belgrano tuvo un claro cuadro de situación de la posición paraguaya.

El ejército paraguayo, comandado por el gobernador Velasco, tenía un efectivo de 7.000 hombres, de los que 800 eran de infantería con armas de fuego; el resto eran tropas de caballería sin instrucción y armados con lanzas y sables.

Su dispositivo era el clásico de la época: infantería con apoyo de la artillería (16 piezas) en el centro y la caballería en ambas alas. El coronel Pedro García comandaba la infantería, el comandante Cabañas el ala derecha y el comandante Gamarra el ala izquierda.

La posición tenía sus flancos apoyados a la derecha en un curso de agua y a la izquierda en un monte muy espeso. El mismo día Belgrano reunió a sus comandantes en junta de guerra y se resolvió atacar por sorpresa a Velasco el día siguiente, antes del amanecer, aprovechando la oscuridad de la noche para eludir la superioridad de fuego del enemigo.

La idea de Belgrano de atacar con 500 hombres a 7000 se fundamentaba en la creencia de la poca capacidad de combate del enemigo – poca moral, armamento e instrucción -, y en la consideración de que, por la posición alcanzada y la numerosa caballería del enemigo, sería muy difícil rehuir el combate y replegarse.

Además, Belgrano había dejado a retaguardia al coronel Rocamora, en La Candelaria, con efectivos importantes, para asegurar su línea de abastecimiento y seguridad ante un eventual repliegue, lo que debilitó sus efectivos para la ofensiva.

El 19 de enero se inició la batalla. Organizó dos líneas paralelas de infantería, la primera de 220 hombres y la segunda de 240, con dos piezas de artillería cada una.

Los flancos de la operación estaban apoyados por un centenar de efectivos de caballería en cada uno de ellos. Se constituyó una reserva en el Cerro Mbaé, que contaba con 70 jinetes, 2 cañones, milicianos y peones de los bagajes, armados con palos, simulando fusiles. La primera línea atacante era mandada por Machain y la segunda por Gregorio Perdriel.

Después de un nutrido fuego de artillería, las fracciones de infantería veterana, pertenecientes a los regimientos 1,2 y 3, atacaron frontalmente, rompiendo el centro de la posición, tomaron cinco piezas de artillería y persiguieron a los derrotados en dirección a la localidad de Paraguary, donde se encontraba el puesto comando del gobernador Velasco. Este, creyéndose totalmente derrotado, emprendió la retirada, abandonando el campo.

Ante esta situación favorable, Machain ordenó perseguir a los efectivos realistas con 120 hombres de infantería y caballería, al mando del edecán Ramón Espíndola. La infantería y caballería al mando del mayor general Machain, emprendió la persecución hasta llegar a la capilla de Paraguary, donde Velasco había establecido su cuartel general, sostenido por 16 piezas de artillería, más de 800 fusiles y el resto de la gente armada con lanzas y espadas. Al llegar a esta posición, que encontraron abandonada, las tropas, seguras del triunfo, se entregaron al saqueo.

En el curso de la acción se habían consumido casi todas las municiones de la 1ª. División, hecho que fue comunicado a Belgrano, quien despachó municiones y una piezas de a 4. Al llegar estos elementos con su escolta, se produjo una confusión, considerándolas enemigos. Se produjo entonces el mayor desorden y Machain, creyendo que el enemigo lo atacaba, hizo tocar retirada, dirigiéndose hacia el campamento, abandonando todo lo conquistado.

En presencia de este movimiento, los paraguayos, cuyas alas no habían intervenido en el combate, reaccionaron. Su accionar fue decisivo. Gamarra y Cabañas atacaron realizando un movimiento envolvente y con apoyo artillero rodearon a los efectivos de Espíndola y de Machain.

Belgrano consiguió recuperar las fuerzas al mando de su segundo jefe, pero fue rechazado en su intento de conectarse con su edecán cercado. Espíndola murió en combate.

Los patriotas perdieron 120 prisioneros y 10 muertos, 15 heridos que pudieron ser traídos al campamento. Los realistas tuvieron 30 muertos, 16 prisioneros y varios heridos, no alcanzando a 70 sus bajas. 

Las causas de la derrota fueron: enfrentar a un enemigo notoriamente superior; que los efectivos de Espíndola se dedicaran al saqueo descuidando su misión ; que no se atacaron las alas paraguayas, posibilitando su accionar ofensivo; y que se debilitaron los efectivos de la ofensiva para la protección de la líneas de abastecimientos.

Como consecuencia de este combate, el ejército patriota debió abandonar su propósito ofensivo en forma definitiva, interrumpiendo el combate y ejecutando su operación retrógrada.
Luego la columna se puso en marcha hacia el Tebicuary, adonde llegó tras una marcha difícil debido a las lluvias continuas y a la existencia de los arroyos, que había que cruzarlos a nado.

Fuente: Belgraniana Morón

lunes, 18 de enero de 2016

Cruce de los Andes

El 17 de enero de 1817: el general José de San Martín, al mando de 4000 hombres, inicia el cruce de la cordillera de los Andes para la campaña en Chile.

El Cruce de los Andes fue un conjunto de maniobras realizadas por el Ejército de los Andes de las Provincias Unidas del Río de la Plata (Argentina) entre el 17 de enero y el 8 de febrero de 1817, para atravesar con una fuerza de 4.000 hombres la cordillera de los Andes desde la región argentina de Cuyo hasta Chile, y enfrentar a las tropas realistas leales a la Corona española que allí se encontraban. Formó parte del plan que el general José de San Martín desarrolló para llevar a cabo la 

Expedición Libertadora de Argentina, Chile y del Perú.

El Cruce de los Andes es considerado como uno de los grandes hechos históricos de Argentina, así como también como una de las mayores hazañas de la historia militar universal. Algunos autores lo toman como parte de un conjunto de acciones que integran el llamado Plan de Maitland.


El 18 de enero de 1817, el Ejército de los Andes inicia el desplazamiento desde Mendoza para emprender el paso de la Cordillera de los Andes y llevar la libertad a Chile. Lo hace en primer término la división a cargo del coronel Las Heras, integrada por el batallón Nro 11, 30 granaderos a caballo, 30 artilleros y 2 piezas de montaña, 30 mineros zapadores y el escuadrón de milicias de San Juan. Al respecto el general San Martín escribió al general Guido: “El 18 rompió su marcha el ejército.... Mucho ha habido que trabajar y vencer; pero todo sale completo, excepto de dinero, que no me llevo más que 14.000 pesos para todo el ejército”

Fuente: Ejército Argentino

Historia del Tameme


El hombre en las distintas latitudes tuvo que adiestrar animales para que le auxiliaran en la transportación de mercancías. De tal manera, en Asia se utilizaron el camello y los bueyes, en Europa caballos, asnos y mulas, y en el sur de América se auxiliaron de la llama.

En el México prehispánico no existía animal alguno capaz de utilizarse para la carga, por lo que se tuvo que emplear al hombre. Es así como surgió el TAMEME.

Miguel León Portilla describe al Tameme como "cargador entrenado desde la infancia, procedente de la clase de los Macehuales, dedicado exclusivamente al transporte de mercancías en la cultura azteca".

Los Tamemes empezaban a ejercitarse desde la infancia, transportaban en promedio 23 kilos y hacían un recorrido diario de 21 a 25 kilómetros antes de ser relevados.

Con la conquista española en 1521 llegaron las primeras especies domésticas de carga, pero siguieron utilizándose a los Tamemes por la carencia de caminos. Los Tamemes eran considerados de categoría inferior en la escala social, sólo un poco superior a la de los simples soldados de su milicia.

Existían Tamemes que, ubicados en la parte exterior de los mercados o tianguis, prestaban servicios transportando las compras que en ellos se hacían; sin embargo, los Tamemes más considerados eran los que prestaban servicio en las expediciones de los mercaderes. Antes de salir cada expedición se calculaba cuidadosamente el número de Tamemes que se requerirían, tomando en cuenta el tiempo de su duración, el número de posibles bajas en el trayecto, etc. Cargaban toda la mercancía que el mercader se disponía a vender en el viaje, el que con frecuencia tenía una duración de años. Cuando la expedición llegaba a un lugar de descanso, se les concedían especiales atenciones para el paso de la noche para que pudieran recuperar lo extenuante de sus esfuerzos, reconociendo así el valor de su labor. Cuando los Tamemes de expedición regresaban a la base, se dedicaban a descansar no actuando en los tianguis, ni mezclándose con los otros Tamemes.

Los Tamemes utilizaban en su trabajo el mecapal, que era una banda frontal ancha y gruesa de cuero con un mecate de ixtle en cada extremo que sostenía la carga a la espalda del Tameme. En algunos mecapales se utilizaban estructuras de textiles y madera.

Fuente: Planet of Aztecz

viernes, 15 de enero de 2016

Digitalizan un libro desplegable del siglo XVII

La obra de Johann Remmelin, dedicada a la anatomía humana, fue un 'best-seller' en su época
Hoy hay libros desplegables que dejan a los niños boquiabiertos. Como por arte de magia, el típico formato bidimensional de un libro adquiere una tercera dimensión al desplegarse. Los dinosaurios, las casas y los barcos cobran un realismo asombroso. Los libros desplegables se inventaron hace siglos, pero no precisamente para entretener a los niños, sino a los adultos.



Con gran tesón y paciencia, un equipo de conservadores de las Bibliotecas de la Universidad de Columbia (Nueva York) ha digitalizado un libro desplegable de medicina del siglo XVII, según informa el Centro Médico de la Universidad de Columbia en un comunicado. Se titula Kleiner Welt Spiegel, das ist, Abbildung göttlicher Schöpffung an dess Menschen Leib (Ulm, 1661) y es una traducción al alemán del libro Catoptrum microcosmicum, escrito por Johann Remmelin y publicado originalmente en latín en 1613.

Las figuras que diseñó Remmelin tienen diferentes capas de papel superpuestas que representan las diferentes envolturas del cuerpo humano, desde la piel hasta los órganos internos y el esqueleto. "El libro estaba destinado al lector curioso, lego en medicina, y no tanto al estudiante de medicina o al médico", señala el comunicado. "La obra de Remmelin fue un best-seller científico en su época. Fue reimpresa numerosas veces a lo largo de los siglos XVII y XVIII y traducida al holandés, francés y alemán", añade.

Las figuras desplegables representan a un hombre y una mujer juntos; la barriga de una mujer embarazada; un hombre solo y una mujer sola. Hay unas 120 solapas en total. Antes de emprender el proceso de digitalización se tuvo que reducir una mancha oscura que dificultaba la lectura del texto. A continuación se desplegaron las imágenes con el uso de espátulas, colocando encima un vidrio protector para que no se doblasen del todo, y se fotografiaron una a una. Se necesitaron entre tres y cuatro conservadores para llevar a cabo todo el proceso. Aquí está el resultado.


Fuente: NatGeo

jueves, 14 de enero de 2016

Cultura Olmeca


Etimología del termino Olmeca

El término "olmeca" significa en lengua náhuatl "gente del país del hule (goma)". De hecho, en estas zonas se extraían el latex de los arboles "Castilla elástica", un tipo de caucho. No se está seguro si se pueda definir el término olmeca. Los estudiosos están de acuerdo en casi en su totalidad en el hecho de que la olmecas hablaron un idioma perteneciente a la familia Mixe-Zoque :

Mixe (que incluye las lenguas mixes de Oaxaca y las lenguas popoluca en el estado de Veracruz)
Zoque (que incluye las lenguas que se han llamado zoque en Chiapas, Oaxaca y Tabasco).

Pues los hablantes de mixe y zoque actuales en Oaxaca y Chiapas se les considera los descendientes de la civilización olmeca. Aunque las pruebas sobre su lengua todavía son limitadas.

LA HISTORIA DE LOS OLMECAS SE DIVIDEN EN TRES PERIODOS

  • La cultura de San Lorenzo Tenochtitlán, de 1200 a. C. a 900 a. C.: fue de esta área donde comenzó a surgir las características de esta civilización, cuyo ascenso fue probablemente ayudado por la zona de llanuras aluviales que favorecía una alta producción de maíz (situación, por lo tanto, similar de que vivió en Egipto y Mesopotamia). Hablando acerca de si la alta concentración de población en San Lorenzo y el desarrollo de elite que finalmente condujo a los olmecas a dominar y fue la base para el desarrollo de una refinada cultura mesoamericana.

  • La cultura del sitio arqueológico La Venta de 900 a. C. 400 a. c.: San Lorenzo fue abandonado alrededor del año 900 aproximadamente, en ese período se volvió importante el centro ceremonial de La Venta. Este movimiento migratorio podría haber sido por cambios ambientales que llevó incluso a cambiar el curso de algunos ríos importantes. La destrucción de los monumentos San Lorenzo alrededor de 950 a.c. podría explicarse por una rebelión interna o invasión desde el exterior. Sin embargo, La Venta fue un centro olmeca importante hasta los años 400 a. C. Durante este período, se construyeron la Gran pirámide y otras monumentos ceremoniales complejos en este centro. Aunque alrededor de los años 400 a.c el centro ceremonial La venta había agotado su papel importante como centro olmeca.

  • La Cultura de Tres Zapotes de 400 a. C. a 200 a. C.:Tres Zapotes se refiere a la tercer capital principal de los olmecas. Su ocupación fue aproximadamente al mismo tiempo que en la Venta, pero tuvo incluso población después de los olmecas. Aunque la fase Tres Zapotes olmeca constituye sólo una parte de la historia del lugar, que continuó a través de la cultura Epi-olmeca (post-olmeca) y la cultura Clásica de Veracruz .


RELIGIÓN OLMECA

La religión mitológica del pueblo olmeca de Mesoamérica influyó significativamente en el desarrollo social y la visión del mundo . Los estudiosos han visto arte religiosa sobrenaturales olmeca en las religiones y mitologías posteriores de casi todas las culturas mesoamericanas precolombinas más tarde. La cultura olmeca es a menudo considerada una "cultura madre o matriz" para posteriores de las culturas mesoamericanas.

No hay referencia directa superviviente de creencias religiosas de los olmecas, a diferencia de los mayas, con sus Popol Vuh, o de los aztecas, con sus muchos códices y crónicas de los conquistadores.

Los arqueólogos, por lo tanto, han tenido que depender de otras técnicas para reconstruir las creencias religiosas de los olmecas, principalmente: tipológica análisis de iconografía olmeca y arte.
Los Olmecas consideraban inclusive a todo lo que los rodeaba cómo seres vivos desde cuevas, barrancas, manatiales, árboles y montañas, estas estaban llenas de espíritus demasiado importantes para los olmecas. Las montañas para los Olmecas son el vínculo entre el cielo con la tierra y el inframundo y también eran el lugar donde están los ancestros y los espíritus de la tierra, la lluvia y el inframundo.

Fuente: Planet of Aztecz

miércoles, 13 de enero de 2016

13 de enero de 1889 en Tucumán

Noticias de Tucumán, en un día como hoy pero de...


1889: Se establece el alumbrado eléctrico en Plaza Independencia, contándose con este servicio antes que la ciudad de Buenos Aires inclusive. Un año antes se había implementado la experiencia en la Plaza Belgrano, el paseo de moda en la ciudad en ese entonces.

La historia del alumbrado de la provincia se puede analizar en tres etapas: el alumbrado a vela; el alumbrado a kerosene, aplicado a partir de 1857, atendido por los serenos y reglamentado por la Municipalidad a partir de 1870; y el alumbrado eléctrico.

1937: Es creada la Dirección Provincial de Servicios Eléctricos, como una sección del Departamento de Obras Públicas de la Provincia. Ejerce por segunda vez la primera magistratura el Dr. Miguel M. Campero.




Fuente: Archivo Histórico de Tucumán

La leyenda del enano Uxmal


Durante el imperio de Uxmal, se dice vivió en la ciudad de Kabah una mujer hechicera de edad avanzada quien cuidaba celosamente un huevo que había encontrado de manera misteriosa, a diario se sentaba junto a él a tomar el sol hasta que un día del huevo brotó un niño, la mujer resignada por su edad a no tener hijos cuido al niño como suyo, el tiempo pasaba pero el niño se mantenía del mismo tamaño, la mujer notó que comenzaba a salirle barba la voz le engrosaba, así descubrió que se trataba de un enano.

Un día el enano guiado por su curiosidad y el descuido de la anciana se decidió averiguar qué era lo que la mujer cuidaba de manera excesiva frente a un caldero, al acercarse descubrió un Tunkul (instrumento hecho con un palo hueco y que genera un sonido muy fuerte) fue tan alto el alcance del tono emitido que se escuchó resonar en la ciudad de Uxmal. Ya estaba vaticinado que al oírse el cantar del Tunkul el reinado del actual mandatario llegaría a su fin, de inmediato el rey mandó encontrar al culpable de tal anuncio, al llegar frente a él, preguntó al enano si había algún modo de evitar que eso ocurriera, el enano pidió al rey que primeramente mandara labrar un camino que vaya desde Kabah hasta Uxmal, terminado el camino él regresaría a decirle la respuesta.

Ya listo el camino la bruja acompañada de su protegido se dirigieron a la ciudad que ya les esperaba ansiosos por conocer la respuesta. Al llegar mencionó el enano que daría la solución solamente si el Rey superaba una prueba que consistía en romper con la cabeza el fruto más duro que se conoce en la zona yucateca, conocido como Cocoyol, el mandatario aceptó con la condición de que fuera primeramente el retador quien la realizara, el Enano accedió habiendo colocado de antemano por parte de la anciana una capa dura de metal bajo su cabeza, como era de esperarse éste resistió al golpe; al llegar el turno del Rey se colocó en el lugar que se le indicó y al primer golpe cayó en muerte.

Posterior a tal suceso el Enano fue coronado Rey de Uxmal, la anciana le dirigió sabias palabras en las que le indicaba que ahora ella podía morir tranquila pues sabía que el lugar quedaba en buenas manos, de igual forma le indicó ser justo y actuar de manera correcta sin dejarse cegar por el poder, así trabajó el nuevo jefe durante un tiempo, al paso de los años fue olvidando aquella conversación y se fue dejando envolver por la malicia, al grado de un día anunciar la creación de un nuevo dios que sería superior a los ya existentes, así mandó labrar en barro una escultura, ésta fue puesta en la lumbre para endurecerla y así asegurar su resistencia, pero al ser retirado del calor la imagen vibró de tal manera que los habitantes creyeron que la estatua hablaba venerándolo y adorándolo más que a los dioses.

Ese acto de fanatismo creo un gran disgusto en los verdaderos seres supremos por lo cual en castigo a semejante falta la Ciudad de Uxmal fue destruida acabando así con el gran poderío que hubo logrado a lo largo de tanto tiempo, hundiendo también el dominio del Enano que por soberbia llevó a su pueblo a la peor de las catástrofes.

Fuente: Planet of Aztecz

lunes, 11 de enero de 2016

Silencio y sabiduría de los Olmecas

El origen de la cultura olmeca se pierde en el tiempo y es difícil ubicarlo en forma precisa. Sus aportaciones, en cambio, están presentes en las culturas que les precedieron. Entre otras contribuciones se les atribuye haber manejado el cero y la matemática inicial en sus cálculos y mediciones; también parecen ser los creadores del calendario que después perfeccionaron otras civilizaciones; sus ciudades están orientadas al cosmos y parecen haber estado perfectamente integradas al medio ambiente en que se desarrollaron, y con ellos se inicia el culto al jaguar y a la serpiente.



Desde el punto de vista de la Tradición se considera que la cultura olmeca está centrada en un instrumento de los cuatro fundamentales que tienen los seres humanos para alcanzar una elevada espiritualidad: el instrumento del silencio. Según la historia sagrada, estos cuatro elementos se encuentran representados en las cuatro principales civilizaciones de nuestro país: el silencio olmeca, la sabiduría maya, el amor zapoteca y el osar de los aztecas. De la cultura maya y zapoteca ya hemos tenido oportunidad de hablar anteriormente.

La necesidad de guardar silencio, la necesidad de establecer contacto con lo sagrado y la necesidad de regir la vida desde ahí. El vivir dentro de las normas más elevadas de conducta y lograr una síntesis del pasado serían las características generales de la cultura olmeca.

Para la Tradición, el silencio es lograr el acallar el ego, acallar las pasiones, acallar las emociones negativas y hacer un vacío interior que permita escuchar la voz de lo sagrado, la voz del universo resonando dentro de nosotros. Cuando el hombre y la mujer logran acallar su ego, escuchan la voz de lo sagrado en su interior que les dice lo que tienen que hacer.

Las Cabezas Olmecas son el símbolo más importante de la cultura olmeca. Estos portentosos monumentos nos están mostrando “un algo” que no hemos podido entender o apreciar. Si las observamos detenidamente podemos percibir cómo en su expresión, son una clara representación del “silencio” que podemos alcanzar los seres humanos. Todas estas cabezas están labradas en roca volcánica y se dice que la mayoría fueron encontradas mirando al Este, el punto cardinal por donde sale el sol, tan importante en las culturas prehispánicas.

Según la historia sagrada, las Cabezas Olmecas son esculturas que están manifestando cada una diferentes formas de percibir el cosmos y una diferente forma de adquirir sabiduría a través del silencio. Los guardianes de la tradición olmeca nos dicen que los seres humanos normalmente no percibimos, sino nada más vemos superficialmente las cosas. Esto es, no nos conectamos con ellas, hemos perdido la capacidad de lograr extraer la sabiduría de cualquier objeto. Si está hecho por la mano del hombre, cualquier objeto está manifestando las características de una época, de una mentalidad, de una cultura, de una forma de ser. De la misma manera, cualquier objeto de la naturaleza hace lo mismo, está reflejando toda la necesidad de adaptación de ese animal, de esa planta.

En ese sentido, las Cabezas Olmecas contienen una gran cantidad de información, de conocimiento y de sabiduría que entenderemos cuando logremos recuperar nuestra capacidad de ver con toda profundidad a través del silencio.

Actualmente, vivimos en un mundo sumamente acelerado, ruidoso, con un sinfín de distracciones que efectivamente nos hacen ver las cosas superficialmente, sin detenernos a reflexionar. Incluso ahora la manera de relacionarnos es rápida, expedita, de prisa, con sólo apretar un botón. Creo que si intentáramos recuperar un poco la propuesta olmeca de guardar silencio para observar, para percibir, para entender el porqué de todo lo que nos rodea, nos llevaríamos gratísimas sorpresas. El silencio es una gran medicina, es el mejor camino para llegar a la verdad, a nuestra verdad.

Fuente: Planet of Aztecz

domingo, 10 de enero de 2016

Moctezuma

Historia de Moctezuma Ilhuicamina, guerrero, se lo llamo el flechador del cielo por su valentia e incomparable punteria usando el arco y la flecha. Se dice que sus flechas impactaban y herian a los astros.



Introduccion: Pocas tradiciones pueden evocarse que sean tan bellas como ésta y que tanto se presten a la interpretación artística, fundándose en el nombre de un emperador azteca aguerrido y joven, que dejó en la trayectoria de las flechas que disparaba una estela de leyendas gráficamente poéticas.

Reseña: Ese nombre fue el de Moctezuma Ilhuicamina, sucesor de Izcoatl en el trono de México, en pleno apogeo del imperio de los mexicas. No hay que confundir a este rey y emperador con el otro Moctezuma, el último, que llevaba el apelativo de xocoyotzin, esto es, xocoyotito o último, y también se le conocía por Moctezuma segundo. No: Moctezuma el primero era Moctezuma Ilhuicamina, y este nombre quería decir en azteca Flechador del Cielo. (De ihuícatl, cielo y mina, flecha.

Y lo llamaron así los dignatarios del imperio y los jóvenes guerreros y sacerdotes que le rodeaban porque, según ellos decían, era tal su puntería con las flechas y tan potente la fuerza de su arco en sus ágiles y fuertes brazos, que por las noches se ejercitaba en disparar flechazos a las estrellas y daba en el blanco, habiendo quien contara haber visto caer astros heridos por el dardo del flechador, del Flechador del cielo!.

Fue Moctezuma Ilhuicamina el que dio lugar a muchas creaciones estéticas, con la peregrina ocurrencia de flechar a los astros y la leyenda que sobre tal hazaña tejieron sus contemporáneos y camaradas de guerra, cuando era príncipe de la dinastía de Izcoatl. Y también fue por eso por lo que le eligieron para gobernar el imperio, precisamente cuando los de Acolhuacán celebraban las exequias del fallecido emperador rival, Izcoatl que, aunque enemigo estratégico, por ser rey de México, había ayudado a Netzahualcoyótl a recobrar el trono que le arrebatara Maxtla. menazaban los chalcas a los tenochas recién proclamado Moctezuma candidato a emperador. Al saberlo Ilhuicamina, organizó su ejército y se fue sobre Chalco, trabándose fuertes batallas, hasta que los chalcas propusieron una tregua para celebrar las fiestas en honor de Camaxtli, al que consideraban divino.

Reanudados los combates, Ilhuicamina derribó a nacanazos a doscientos veinticinco enemigos y, por lo que hacía a sus flechazos a distancia, se dijo que sus saetas eran como rayos que fulminaban. Venció a los chalcas, trayendo a Tenochtitlán subido número de prisioneros que sacrificar en honor de Huitzilopochtli, y durante esos sacrificios se llevó a cabo su coronación, una de las más fastuosas de aquellos tiempos. a historia anota que Ilhuicamina abusó del sacrificio de prisioneros, irritando con ello a los dioses, que desencadenaron una serie de tormentas sobre la ciudad lacustre, habiendo llegado el agua de las lluvias hasta lo más alto de los teocalis. Moctezuma el bravo, llevado en andas por sus adeptos, tan valientes como él, como el agua casi al cuello, para conjurar las tempestades, cosa que se logró. El Flechador del cielo no temía ni a los elementos... Por eso se atrevía, por las noches, a apuntar sus flechas a los luceros de Dios...

Fuentes: Planet of the Aztecs

sábado, 9 de enero de 2016

Lo que los Mayas le hacían a dus dientes


Los mayas de lo que hoy es la civilización central es conocida por sus grandes logros antes de que España conquistó su tierra . Los mayas hicieron grandes avances en astronomía y matemáticas, y mostró un gran conocimiento en la arquitectura, después de todo, fueron los que construyeron grandes pirámides sin herramientas modernas. Aparte de esto, también allanaron el área de la odontología cosmética, pero era muy diferente de lo que te imaginas tu.

Los mayas iban mucho al dentista, pero no para cavidades fijas o renovar sus coronas. Ellos iban a decorar sus dientes con gemas.

antropólogos. que encontraron es que los ciudadanos de todos los niveles de la sociedad decoraban sus dientes, independientemente de su clase.

El resultado seguramente se veía genial, pero el proceso fue, sin duda, doloroso. Un dentista podría usar una mano taladro para “empujar” un agujero en la parte frontal del diente. Después de un adhesivo natural que se utiliza para fijar la joya en la brecha.

A pesar de que esta práctica parece rudimentaria, fue bastante avanzada en el momento.

Para evitar romper todo el diente o dañar sus nervios, dentistas mayas tenían que ser precisos. El hecho de que no podían hacer una buena demostración de conocimiento tal trabajo de la anatomía del diente.

Informació adicional: Eduardo Ensaldo Fuentes.

Es mas complejo el tema sobretodo por su significación cosmológica. Por ejemplo en la imagen que presentas, se observa un desgaste dental en forma de "IK", que se reproduce en las entrada de las algunas pirámides, por ejemplo: el hormiguero. Y que representa una boca, Cueva, entrada al inframundo, donde yace la energía vital, e IK significa aliento, espíritu vida.

Fuente: Planets of Aztecs