lunes, 31 de agosto de 2015

Moral o Morales

Aunque la mayoría de los autores identifican los apellidos Moral y Morales, señalándoles un mismo origen y hasta denominando de ambas maneras algunas de sus casas solares, conviene recogerlos por separado, ya que esto no sólo facilita su estudio, sino que hace más clara y comprensible su lectura.
Jorge de Montemayor, Zazo y Rosillo, y Juan de Mendoza, estudiando el origen y desarrollo del linaje de Moral, dicen que su antigüedad se remonta a los primeros años de la reconquista.

El último de los autores citados añade: “Después que el esclarecido Infante don Pelayo fue con general aplauso de la nobleza gótica que escapó del duro yugo mahometano, levantado por Rey en Covadonga, en 718, entre los caballeros que le sirvieron estaban dos hermanos, llamados Gotiones o Gutines, los cuales, en una sangrienta batalla, a la vista de don Pelayo, se le quebraron las espadas, y par defenderse echaron mano a las ramas de un moral que hallaron allí cerca, y con ellas hicieron memorables hechos, dignos de su sangre. Alcanzada la victoria, el Rey don Pelayo les concedió, como armas, un moral verde con fruto rojo en campo de oro. Uno de esos dos hermanos pasó a Numancia, hoy Soria, donde fundó un noble solar del linaje de Moral. El otro hermano quedó en el valle del Trasmiera y allí fijó casa, para memoria de sus descendientes, que se propagaron con grandes esplendores de varones famosos en letras y armas, como consta en todas las historias y nobiliarios de España”.

Hasta aquí lo escrito por Juan de Mendoza, el cual cita más adelante a Pedro del Moral, originario de la casa de Soria, que pasó a la Montaña y fundó una nueva casa, llamada del Moral, cerca de al ciudad de Santander. Este caballero se halló en la memorable batalla de Roncesvalles. Por sus hechos, el Rey don Alfonso II “el Casto”, de León, le concedió autorización para acrecentar sus armas con cinco flores de lis, que traía un francés, a quien dio muerte. Descendiente de este Pedro del Moral fue Juan del Moral, que sirvió a Fernando III “el Santo”, acompañándole a la conquista de Sevilla en 1248, figurando en el repartimiento que se hizo en 1253 por el rey don Alfonso X, en el que se le concedieron cincuenta aranzadas y seis yugadas, como uno de los doscientos caballeros hijosdalgo conquistadores de la ciudad.

Otro Juan del Moral fue Procurador de Soria en las Cortes convocadas por don Enrique III en Madrid, en 1390, y a las mismas asistió, por la ciudad de Sevilla, García del Moral.
Andrés del Moral prestó importantes servicios a don Enrique IV, quien le dio privilegio rodado, concediéndole diez mil maravedises de acostamiento por honor de caballero hijodalgo solariego, confirmándole el blasón, timbre y armas, dado en Toledo el 14 de Mayo de 1459.

El mismo Juan de Mendoza, en el folio 712 del tomo XVIII de su nobiliario “Casas Solares y Armas”, dice que buscando los tratadistas nuevas noticias sobre el verdadero origen de este linaje del moral, se han dividido las opiniones, pues mientras unos aseguran que el solar más antiguo radicó en las Asturias de Santillana, otros afirman que fue en las antiguas Montañas de Burgos, en el Valle de Trasmiera. (Nota: hemos de significar que las Asturias de Santillana y el valle de Trasmiera (antiguas Montañas de Burgos), se hallan en lo que hoy se llama Cantabria).

Los primeros señalan como lugar donde estuvo el primitivo solar de Moral, el lugar de El Valle ("Valles", así es como realmente se llama la localidad perteneciente al Ayuntamiento de Reocín y partido judicial de Torrelavega). De esta primitiva casa pasó un caballero al lugar de Moral, del Concejo de Sariego y partido judicial de Siero (Oviedo), donde fundó nueva casa. La misma opinión mantiene Diego de Urbina, Regidor de Madrid y Rey de Armas de los Reyes Felipe II y Felipe III.

Pero Juan de Mendoza, autor que venimos comentando, se inclina a la opinión de que esta casa asturiana del lugar de Moral es la primitiva, y de que de ella han procedido todas las demás, aduciendo estas razones: “Si, como se ha referido, fueron los dos hermanos Gotiones o Gutines los progenitores del linaje y éstos lucharon en Asturias, lo más natural es que fundaran su casa en las Asturias de Oviedo y no en las de Santillana, puesto que la reconquista comenzó en Covadonga y los caballeros que en ella tomaban parte iban fundando lugares y casas a medida que avanzaban, y dándose el caso de existir en Asturias un lugar llamado Moral, no ofrece duda de que aquí radicó la primera casa del linaje”. Nosotros añadimos que muy bien pudiera ser una leyenda lo de varas de moral esgrimidas como armas por los hermanos Gotiones o Gutines, y que lo cierto fuera que procediesen del repetido lugar de Moral, y por ello se les comenzase a llamar así.

El ya citado tratadista Zazo y Rosillo amplía lo escrito anteriormente, mencionando una casa solar de Moral que radicó en el lugar de Cudeo, y afirma que fue fundador de ella Gotin Moral. Como el lugar de Cudeo no aparece en los diccionarios geográficos, creemos que el pueblo a que se refiere Zazo es el de Cudeyo, o mejor dicho, de Medio Cudeyo, que pertenece al Ayuntamiento y al partido judicial de su mismo nombre, en Cantabria.

También pensamos que su fundador, Gotin de Moral, es uno de los hermanos Gotiones progenitores del apellido, no sólo por la semejanza del nombre, sino porque, como se ha dicho en anteriores líneas, uno de esos dos hermanos fundó la casa solar del Moral en el valle de Trasmiera. Y como a esto hay que añadir que al antiguo Valle o Merindad de Trasmiera, pertenecía el lugar de Medio Cudeyo, que Zazo denomina Cudeo, y en el que creó la casa de Moral el caballero que llama Gotin el mismo autor, resulta que esos confusos datos de Zazo y Rosillo corroboran lo ya dicho al comienzo de este estudio de que uno de los dos hermanos Gotiones fundó el solar de Moral en Trasmiera, mientras el otro creaba el solar del mismo linaje en Soria.

Conviene también consignar en este punto que la afirmación hecha al principio del presente estudio de que la mayoría de los autores identifican los apellidos Moral y Morales, señalándoles el mismo origen y hasta los mismos antiguos solares, se encontrará comprobada en la siguiente información del apellido Morales, en la que se verá que las casas solariegas de Moral en Medio Cudeyo y en Soria aparecen también como casas primitivas del apellido Morales.
Concretándonos ahora a continuar refiriendo lo que con el apellido Moral se relaciona, añadiremos que, según Bernardo de Fonseca y el mencionado Zazo y Rosillo, también tuvo casa el linaje que nos ocupa en el lugar de Vejoris, del valle de Toranzo y partido judicial de Medio Cudeyo (Cantabria); en el de Cubillo de Butrón y Pesquera de Ebro, ambos lugares pertenecientes al Ayuntamiento de Valle de Sedano y partido judicial de Burgos, y en Costiguera, en la misma provincia.

Otros tratadistas afirman que de los solares del lugar de Medio Cudeyo y de la ciudad de Soria se derivaron importantes ramas, establecidas en Salas de Bureba, Roa y Lences, de la provincia de Burgos, y en Vioño, Iguña y Piélagos, en Cantabria, de las que a su vez nacieron las que radicaron en la ciudad aragonesa de Teruel; en Talavera de Navarrete (La Rioja), en la de Cortes, del partido judicial la Reina, Illescas, Torrijos y Monjirón (Toledo), en la villa de Tudela (Navarra), y en la villa de Ciempozuelos (Madrid).

Las primitivas del linaje: En campo de oro, un moral de sinople, frutado de oro.
Después, por entronque con los Vera: Escudo cuartelado: 1º. y 4º., de oro, con el moral de sinople, frutado de oro y 2º. y 3º., también de oro, con tres fajas de sable.
La casa del lugar de "Valles", en las Asturias de Santillana (en la actualidad perteneciente al Ayuntamiento de Reocín y partido judicial de Torrelavega), añadió al escudo anterior un lucero de oro pendiente de una de las ramas.
Los de la casa de Medio Cudeyo, en Trasmiera: Escudo partido: 1º., de plata, con un moral de sinople, frutado de gules, y 2º., de azur, con un castillo de plata, aclarado de sable; bordura general, de oro, con esta leyenda en letras de sable: “Moras sangrientas son el timbre de mi blasón”.
Otros: Escudo cuartelado: 1º. y 4º., de oro, con el moral de sinople, frutado de gules, y surmontado de un lucero de azur, y 2º. y 3º., de plata, con tres fajas de sable.
El Caballero Pedro del Moral, originario de Soria y fundador de una casa solar cercana a Santander, así como algunos de sus parientes de Valles o Merindad de Trasmiera: Escudo partido: 1º., de plata, con el moral de sinople, frutado de gules, y 2º., de sable, con cinco flores de lis de oro, puestas en sotuer; medio cortado, de azur, con un castillo de plata aclarado de sable.
La rama de Ciempozuelos (Madrid), ostentó las armas primitivas, acrecentadas así: En campo de oro, el moral de sinople frutado de oro; bordura de azur, con ocho flores de lis de oro.
Los de Villamayor de Calatrava (Ciudad Real): Escudo partido: 1º., de gules, con el moral de su color, frutado de oro, y 2º., de oro, con un águila de sable; bordura general, de gules, con ocho veneras de oro. Estas mismas armas se las adjudican los tratadistas a los "Morales".
Otros, según Vicente de Cadenas: En campo de oro, una planta de sinople.

domingo, 30 de agosto de 2015

El Archivo de Navarra publica en internet 93.000 fichas de pleitos del siglo XVI

El Archivo Real y General de Navarra ha publicado en el buscador web “Archivo Abierto” del portal institucional del Gobierno de Navarra, la totalidad de los procesos judiciales del siglo XVI. Se trata del mayor volcado de datos históricos sobre el reino de Navarra realizado hasta la fecha en Internet, y comprende más de 93.000 registros o fichas descriptivas.

Consejo Real y Corte Mayor
Las fichas catalográficas ahora publicadas hacen referencia a pleitos procedentes de la sección del Archivo de Navarra tradicionalmente conocida como “Tribunales Reales”, aunque en realidad reúne la documentación de dos instituciones diferentes: el Consejo Real y la Corte Mayor, máximas instancias judiciales del reino.

Ambos tribunales, Consejo Real y Corte Mayor, a través de sus cuatro secretarías y sus ocho escribanías, respectivamente, produjeron durante su existencia cientos de miles de procesos judiciales, de los cuáles han llegado a nuestros días unos 300.000 ejemplares, datados entre 1498 y 1836.

Proyecto de catalogación
El Gobierno de Navarra inició en el año 1992, a través de técnicos de la empresa Scriptum S.L., la catalogación de esta serie de procesos judiciales que, a fecha de hoy, todavía no ha concluido. El ritmo de catalogación ha sufrido diversos cambios durante este tiempo, con una dedicación media de seis técnicos en jornada completa que, en los últimos años, se ha visto reducida hasta los tres técnicos que trabajan actualmente.

Hasta el momento se ha catalogado el 90% de la documentación, de manera que los procesos judiciales más antiguos ya están descritos. Por ese motivo, en esta primera ocasión se ha procedido a publicar 93.000 fichas catalográficas que corresponden a los pleitos más antiguos, desde el primero conservado, datado en 1494, hasta los ejemplares del año 1600. Hasta ahora la base de datos había sido únicamente de consulta presencial.

Documentación más demandada
Los trabajos de catalogación han resultado determinantes para facilitar e impulsar las consultas que día a día realizan los investigadores en el Archivo de Navarra. De hecho, desde que en el año 1992 se iniciaran las tareas de catalogación sobre esta documentación, la demanda ha crecido exponencialmente conforme se incorporaban nuevas fichas a la base de datos.

Hoy en día, los procesos judiciales de los Tribunales Reales son los documentos más consultados del Archivo de Navarra, junto con los protocolos notariales. Actualmente, los investigadores consultan una media de 10.000 procesos judiciales cada año.

Testimonios de otra época
Los investigadores conocen muy bien la importancia de esta documentación para la historia de Navarra. Los 300.000 procesos judiciales que se conservan, datados entre los siglos XVI y XIX, ofrecen millones de páginas sobre numerosos aspectos históricos. De hecho se trata de la principal fuente documental utilizada para la historia local. Todas las cuestiones sobre las que se plantearon causas judiciales durante esos años tienen su cabida en estos documentos, lo que permite extraer información muy valiosa sobre los navarros de aquella época, sobre sus usos y costumbres, sus relaciones y su vida cotidiana.

Pleitos civiles sobre deudas, préstamos, vecindades, o sobre cuestiones familiares como herencias, dotes, legados, sepulturas o mayorazgos. Son muy consultados los asuntos derivados de conflictos relativos a la ejecución de obras públicas o particulares, y los pleitos sobre cuestiones municipales como confirmaciones de ordenanzas o aprovechamientos comunales. También resultan de gran interés los pleitos que reflejan aspectos fundamentales de los grupos sociales, en especial de la nobleza, como los pleitos de reconocimiento de hidalguía, las denuncias de uso de escudo de armas o las informaciones sobre filiación y limpieza de sangre. En el ámbito de la justicia penal llaman la atención las causas por homicidio, robos, agresiones, injurias, estupros, falsificación de moneda. Algunos de los procesos más estudiados son los de brujería, especialmente los del siglo XVI, cuyas fichas catalográficas también pueden visualizarse desde ahora en el buscador web Archivo Abierto.

El Archivo de Navarra tiene previsto continuar con la publicación de más fichas durante los próximos años, conforme vayan culminando las tareas de descripción, actualmente en proceso de ejecución.

sábado, 29 de agosto de 2015

Gamboa

Apellido toponímico vasco, originario del lugar de Ullívarri Gamboa, de la Hermandad de Ubarrundia (Álava), antiguamente aquel paraje se denominaba Gamboa (cuyo nombre tomó), descendientes de los Guevara.

El primero en utilizar el apellido Gamboa y cabeza del linaje gamboíno parece haber sido Sancho Vélez de Guevara, nieto de Sancho García de Salcedo, señor de Ayala, alrededor de 1150. De Sancho Vélez de Guevara, sus hermanos e hijos, procede la descendencia Gamboa con Sancho Pérez de Gamboa (1175), Juan López de Gamboa (1200), Navarra de Gamboa (1255), Lope Fernández de Gamboa (1225), Fernando Ibáñez de Gamboa (1250), Ruy Pérez de Gamboa (1275), Juan López de Gamboa (1300), nacidos todos en Guipúzcoa, en las poblaciones de Zumaya y Olaso.

En Álava tuvo casas solares en Durana, de la Hermandad de Arrazua (Álava), su dueño Juan de Gamboa; en el lugar de Arróyabe, de la Hermandad de Arrazua, sus dueños Juan de Ganboa y Ochoa de Ganboa; en el lugar de Ullívarri Gamboa, su dueño Bartolomé de Ganboa; en el lugar de Betolaza, de la Hermandad de Ubarrundia, su dueño Rodrigo de Ganboa; en el lugar de Apodaca, de la Hermandad de Cigoitia, sus dueños Juan de Ganvoa y Juan de Ganvoa, y en el lugar de Manurga, de la Hermandad de Cigoitia, su dueño Juan Ruiz de Ganboa, documentadas en 1570; en el lugar de Villodas, de la Hermandad de Iruña; en la villa de Alegría, de la Hermandad de Iruraiz; en los lugares de Amarita y Otazu, de la Hermandad de Vitoria; en la villa de Labastida, de la Hermandad de Tierras del Conde, y en la ciudad de Vitoria, citadas en el siglo XVI.

En Guipúzcoa tuvo casas solares en las villas de Elgóibar, Fuenterrabía, Legorreta, Motrico, Usúrbil, Vergara y Zumaya; en el lugar de Igueldo, de la jurisdicción de San Sebastián, y en Lasarte, de la jurisdicción de la villa de Hernani.

En Vizcaya radicaron sus casas solares en la anteiglesia de Arbácegui, de la Merindad de Busturia; en la anteiglesia de Ceánuri, de la Merindad de Arratia; en las anteiglesias de Apatamonasterio y Bérriz, de la Merindad de Durango; en el barrio de San Agustín de Echevarría, de la villa de Elorrio; en el valle de Trucíos, de las Encartaciones de Vizcaya; en la villa de Bilbao; en la villa de Durango, su dueño Sancho de Ganboa, documentada en el Padrón de 1487, y en la villa de Ochandiano, su dueño Sancho de Ganboa, citada en la Fogueración vizcaína de 1511.

En ambas Castillas radicaron igualmente líneas del linaje Gamboa. Una moraba ya a mediados del siglo XVI en la villa de Gumiel del Mercado (Burgos) y a ella pertenecieron Beltrán y Miguel de Gamboa, el primero residente en Madrid, que probaron su hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid en 1558 y 1564, respectivamente (hijos de Juan de Gamboa, vecino de Monzón, y de María Sáenz; nietos paternos de Francisco de Gamboa, vecino de Gumiel del Mercado, y de Elena de Gamboa, y biznietos paternos de Beltrán de Gamboa, vecino de Gumiel de Mercado). Otra se estableció en el lugar de La Iruela, del Ayuntamiento de Semillas y provincia de Guadalajara, y por razón de casamiento trasladó su residencia a la villa de Hita, en la misma provincia, radicando también algunos de sus individuos en Brihuega.

Una familia de Gamboa moró en la villa de Alcalá la Real, de la provincia de Jaén.

Dicen María del Carmen González Echegaray y Conrado García de la Pedrosa en su obra conjunta "Apellidos y Escudos de Cantabria" con respecto al mismo: Apellido con origen en Guipúzcoa, desde donde pasaron a Trucios y Santander. En Villafufre del valle de Carriedo, tuvieron casa, y aún se conserva el escudo de Muñoz y Gamboa, que para este último apellido presenta un cuartel con una cruz hueca flordelisada e inscripción en los cantones que dice "I Gamboa"; otra ya rota en la misma casa dice: "Fernando Muñoz y Gamboa, Administrador que fue de las aduanas de... etc". Sin embargo las casas de Gamboa de Guipúzcoa suelen llevan otras armas. Otra rama de este apellido existió en Viérnoles, Ayuntamiento de Torrelavega, de la que Miguel de Gamboa sacó expediente de Hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid en el año de 1784. Otra rama importante existe en Castro Urdiales.

Francisco de Gamboa fue Caballero de la Orden de Calatrava, en la que ingresó en 1613.
Juan de Gamboa, vecino de Zaragoza, acudió en calidad de Infanzón e Hijodalgo aragonés a las Cortes de 1626.

Probaron su hidalguía ante las Juntas Generales de Guipúzcoa y sus Justicias ordinarias: Juan y Martín de Gamboa, vecinos de Lezo, en 1607; Juan de Gamboa y Zárate, vecino de Vitoria, en 1610; Marín Pérez de Gamboa, vecino de San Sebastián, en 1663; Martín de Gamboa y hermanos, vecinos de Igueldo, en 1697, y Juan Asensio de Gamboa, vecino de Fuenterrabía, en 1755.

Manuel de Gamboa, del Convento de Santiago de Uclés, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Santiago en 1711.
En el Archivo del Ayuntamiento de Aramayona (Álava) constan las hidalguías de Juan y Joaquín de Gamboa, en 1643.
Juan Gamboa, natural de Baena, hizo información de genealogía y limpieza de sangre presentado por S.M. a una ración en la Santa Iglesia Catedral de Málaga en 1582.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Alonso y Rodrigo de Gamboa, vecinos de Brihuega (Guadalajara), en 1559; Domingo de Gamboa, vecino de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), en 1555; Francisca de Gamboa, vecina de Brihuega, en 1569; Francisco de Gamboa, vecino de Ventosilla, en 1556; Francisco y Pedro de Gamboa, vecinos de Noviercas (Soria), en 1624; Juan de Gamboa, vecino de Labastida (Alava), en 1580; Nicolás de Gamboa, vecino de Villadiego (Burgos) y Bobadilla, en 1570; Pedro Gamboa y Juan Gamboa Ocaña, vecinos de Labastida, en 1605; Sancho de Gamboa, vecino de Brihuega, en 1524, y Sancho de Gamboa, vecino de Torrejón de Alcolea, en 1536.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Domingo de Gamboa, vecino de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), en 1550; Juan de Gamboa, vecino de Sanlúcar de Barrameda, en 1574; Rodrigo de Gamboa, vecino de Almagro (Ciudad Real), en 1559; José Gamboa de Aguilera, vecino de Valdepeñas (Ciudad Real), en 1777; José Gamboa y Hurtado, vecino de Valdepeñas, en 1777; Joaquín Gamboa y Luque y Gonzalo de Valenzuela Gamboa y Eraso, vecinos de Baena (Córdoba), en 1797; Domingo Gamboa Ruiz de Olaso, vecino de Sanlúcar de Barrameda, en 1571; Joaquín Gamboa Valenzuela, vecino de Baena, en 1791, y Gonzalo Gamboa Valenzuela y Eraso, vecino de Baena, en 1792.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Alejandro Gamboa Brabo de Echevarrieta, natural de Santa Olalla y residente en Guadalajara (Indias), para Oficial, en Toledo, en 1689; Antonio Gamboa del Castillo, natural de Trucíos (Vizcaya), para Familiar, en la Corte, sin fecha; Juan de Gamboa, natural de Torrejón de Velasco (Madrid), Licenciado, clérigo, para Notario, en Toledo, en 1645; Fray Domingo Gamboa Galbán, natural de El Callao, de la Orden de Santo Domingo, en la que fue Maestro y Definidor, para Calificador del número de El Callao (hijo de Bernardo de Gamboa, bautizado en Artica, en Navarra, el 7 de Marzo de 1675, y de Francisca Galván, natural de El Callao, y nieto paterno de Juan de Gamboa y Zaldías, bautizado en Ujué, en Navarra, el 9 de Octubre de 1639, y de Juana María Ilzarbe y Goñi, natural de Cizur Menor, en Navarra), en 1747; Francisco Gamboa, natural de Durango, genealogía, sin fecha, y su mujer Jacinta de Santander y Andrade, natural de Potosí; Francisco Gamboa y Tamayo, natural de Cifuentes (Guadalajara), para Oficial, en Cuenca, en 1715; Tomás de Gamboa, natural de Santiago de Chile, genealogía, en 1696; y Miguel de Gamboa y Valenzuela, natural de Baena, para Familiar, en Córdoba (hijo de Gonzalo de Gamboa y Valenzuela y de Juana de Colodrero Villalobos y nieto paterno de Gonzalo de Gamboa y Valenzuela y de Ana de Gamboa y Eraso), en 1667, y su mujer María Ignacia Perea, natural de Écija (Sevilla).

Ignacio y Prudencio de Gamboa Avendaño Pérez de Aguirre Sáez de Albina y Lagarribay, naturales de Miravalles (Vizcaya) y originarios de Gamboa, obtuvieron Sello Mayor de hidalguía en la villa de Bilbao el 9 de octubre de 1628. Eran hijos de Prudencio de Avendaño y Gamboa, residente en Indias.
José Gamboa obtuvo privilegio militar con voto en Cortes en 1704.
Pasaron a Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana, El Salvador, Uruguay y Venezuela.

* * * * * * * * *
Los Gamboa que pasaron a Chile:

Martín Ruiz de Gamboa, señor de Olaso, se casó en 1447 con Juana Butrón, padres de:

1. Juan López de Gamboa, fallecido en 1516, señor de la Casa de Olaso y de Ospas, se casó tres veces: 1ro con alquien de quien ignoramos el nombre, una vez viudo contrajo nuevo enlace con la Sra. Avendaño y por último con Isabel de Mendoza y Acevedo,

Martín Ruiz de Gamboa
1.1. Martín Ruiz de Gamboa y Avendaño, nacido hacia 1531 en Durango, heredó los señoríos de su familia. Participó como marino y soldado en varias campañas contra los turcos en el mediterráneo, luego se embarcó al Perú en 1550 y a Chile en 1552 con las tropas de refresco, guerreó contra los mapuches y su valor y conocimiento de la milicia le destacaron en el frente sur y en repoblación de Cañete y Arauco, en 1567 contradiciendo ordenanzas reales y al propio Cabildo de Santiago, el gobernaodor Quiroga le ordenó conquistar la Isla de Chiloé y su pequeño archipiélago, reuniéndo un centener de hombres cruzó la estrecha franja en canoas y dominó fácilmente la isla donde fundó la ciudad de Castro 13 junio 1567 en honor la virrey López García de Castro, por sus logros militares y Quiroga lo convirtió el lugarteinies; fundador de Chillán 25 mayo 1580; Gobernador de Chile febrero 1580 a julio 1583, casado con Isabel de Quiroga, hija del Capitán y dos gobernador Rodrigo de Quiroga,

1.2. Andrés López de Gamboa, Señor de la casa de Bérriz en Durango, Vizcaya; c.c. Ana Navarra de Bérriz, hija de los señores de la casa de Olaso, padres entre otros de:

1.2.1. María Ruiz de Gamboa Bérriz, n. Durango, Vizcaya; c. Durango c. Ochoa Martínez de Ibieta, h. Martín Ochoa de Ibieta (Señor de la casa de su apellido; h. Ochoa Martínez de Ibieta {Señor de la casa de su apellido en Vizcaya} y María de Lebario) y Ana de Bedía. Padres de:

1.2.1.1. Andrés López de Gamboa (1542-). Nació en Durango, Vizcaya, en 1542. Pasó al Perú como paje del virrey Conde de Nieva en 1560 y a Chile, con Villagra, en 1561. En febrero de 1563, al mando de  noventa soldados defendió el castillo de Arauco contra doce mil naturales, acción en la que pereció su tío Lope Ruiz de Gamboa. Conquistador de Chiloé en 1567; Encomendero de Valdivia en 1580 y de Angol en 1589. Fue Teniente del Gobernador Martín Ruiz de Gamboa, su tío, para las ciudades del sur, y testigo en la información de servicios de Pedro de Aranda Valdivia en 1572. Rindió la propia en 1573.Casó con Catalina de Barahona y Buisa, hija legítima de Francisco Pérez de Valenzuela, nacido en Andújar, Andalucía, fundador de linaje chileno y de Beatriz de Buisa Cabeza de Vaca, hija de Gaspar de Villarroel, que vino con Valdivia. Hijos fueron Juan y Andrés López de Gamboa, padres de:

1.2.1.1.1. Andrés López de Gamboa (1587-1650). Nació en Concepción por 1587. Fue Regidor en 1619 y Alcalde de Santiago en 1629. Heredó de su padre encomienda en Santiago y estancia en Pichidegua, Colchagua. También poseyó tierras en Ligueimo.Casó en primeras nupcias con Juana López de Aulestía y Escobar, hija legítima de Santiago de Uriona, alcalde de Santiago en 1605, y de Mariana de Escobar. Casó en segundas nupcias con Mariana de Ovalle y Zapata, hija legítima de Tomás de Ovalle y Pastene y de Isabel Zapata de Mayorga y Arias de la Peña.
Dejó larga descendencia en Chile, principalmente en Santiago, Colchagua, Curicó, Teno, Rauco y Talca. (Libro Familias Fundadoras de Chile 1540-1600)
Las del primitivo solar en Guipúzcoa (Igueldo, Vergara, Oñate, Legorreta, Arbacegui y Cenauri): En campo de oro, tres panelas de azur, bien ordenadas. Dichas armas ostentaron los del lugar de Ullívarri Gamboa (Álava), las mismas ostentaron los de Oñate, de Vergara, de Legorreta, de Igueldo, de Motrico y de Segura (Guipúzcoa), y los de las anteiglesias de Arbácegui y Ceánuri y Duranguesado (Vizcaya), y en la villa de Labastida (Álava). También armas constan en la calle de Lotería, de la villa de Bilbao; en la Torre de Bilbao la Vieja, de la calle de Barrencalle Barrena, de Bilbao; en el Palacio de Echezuria, de la villa de Durango; en el Palacio de Goicolea, de la anteiglesia de Yurreta; en la casa de Maguna, de Bilbao; en la Torre de Burceña, del barrio de Burceña, y en la casa de Zabala, del barrio de Gorostiza, ambas de la anteiglesia de Baracaldo (Vizcaya); en la casa de Zarauz-Gamboa, de la villa de Zarauz, y en el solar de la antigua iglesia de Santa María, de Hita, y en la Catedral de Sigüenza (ambas en Guadalajara).
Otros: En campo de oro, tres panelas de sinople, bien ordenadas.
Otros: En campo de plata, tres panelas de azur, bien ordenadas.
Las armas descritas por el historiador Pedro Lezcano para el solar de Hernani (Guipúzcoa): En campo de oro, tres panelas de gules, bien ordenadas. Estas mismas armas las consigna el cronista Antonio de Barahona para este linaje y sus ramas asentadas entre Lerma y Burgos.
Los de Cervera de Pisuerga (Palencia): En campo de plata, tres panelas de sinople, bien ordenadas.
En la certificación de armas dada en Madrid a 15 de Abril de 1769 por el Cronista y Rey de Armas Joseph de la Rúa, para los apellidos Machín, Gamboa (cuya casa la identifica en el barrio de Gordón, en Trucíos), Llaguno y Pando, figuran así: En campo de oro, tres panelas azules, a manera de corazones, al cual añade Heredia una orla roja con ocho aspas de oro. Pero esto es por lo que respecta a la rama que tiene su solar en Motrico, luego es probado su origen como descendientes de aquella villa guipuzcoana. El citado cronista advierte haber tomado dichos datos de los manuscritos originales de Lope de Vadillo, escrito en tiempos del Emperador Carlos V, en su "Nobiliario y recopilación de las casas antiguas de España y otros Reinos", tomo I, folio 140 vuelto, y tomo II, folio 69, y el Nobiliario del cronista Raphael de Cervera, folio 170, ambos originales custodiados en la Biblioteca Nacional.
Los de Rentería (Guipúzcoa), según Juan Carlos de Guerra: Tres panelas, bien ordenadas y, en su centro, tres flechas cruzadas con las puntas hacia abajo. (se ignoran los esmaltes).
En el Museo San Telmo, de San Sebastián, consta una piedra armera procedente de Tolosa, con la siguiente descripción: Escudo partido: 1º., un árbol arrancado y un jabalí pasante al pie del tronco, acompañado a su siniestra de tres panelas, mal ordenadas, y 2º., un árbol arrancado, acompañado de dos jabalíes empinados al tronco. (se ignoran los esmaltes)
En la casa solar de Lobagas, de la anteiglesia de Derio, de la Merindad de Uribe (Vizcaya): Tres panelas, puestas en faja. (se ignoran los esmaltes)
Los de Navarra: En campo de oro, tres corazones de gules, puestos dos y uno. (se ignoran los esmaltes)
En el Palacio de Llaguno, del barrio de San Pedro, del concejo de Trucíos (Vizcaya): Cuatro estrellas de ocho puntas, puestas dos y dos. (se ignoran los esmaltes)
En el Palacio de Machín, en el camino del barrio de Cueto, del concejo de Trucíos: Una cruz de Santiago que tiene superpuestas sobre sus ángulos interiores cuatro estrellas de ocho puntas. (se ignoran los esmaltes)

La casa de la villa de Bilbao: En campo de oro, una banda de sable, engolada en bocas de dragantes de sinople y acompañada de dos calderas de sable, una a cada lado. Estas mismas armas portó la casa de la Merindad de Uribe.


Otros de la Merindad de Uribe: En campo de oro, una banda de sable.


Los de la Merindad de Arratia, según Jorge de Montemayor: En campo de gules, con dos calderas de oro con sus asas.


Los de Aragón: En campo de sinople, tres calderas de oro, colocadas dos arriba y una abajo, y entre ellas, tres flores de lis de oro.


Otros: En campo de sinople, tres calderas de sable (sic), puestas dos y una, alternando con tres flores de lis de oro, puestas una y dos.


Los que procedieron del matrimonio formado por Juan López de Gamboa, Señor de Olaso, con María Ibáñez de Astigarribia Irarrázabal, su primera mujer: En campo de plata, las tres panelas de azur en triángulo, por Gamboa, y bordura de azur, con ocho veneras de oro, por Irarrázabal.


En el lugar de Agüera, Ayuntamiento de Guriezo y partido judicial de Castro Urdiales (Cantabria): Un árbol arrancado, con un lobo pasante contornado; bordura con ocho sotueres. (se ignoran los esmaltes)


Los radicados en Lucena (Córdoba) y extendidos a Chile, según Vicente de Cadenas: En campo de sinople, un arcabuz de oro, puesto en banda.


Otros: En campo de gules, cinco rosas, al natural, de gules.


Las de Juan de Gamboa, guipuzcoano, según Juan Carlos de Guerra: En campo de gules, tres panelas de plata, dos en el flanco y una debajo del cantón de honor, compuesto de las armas reales de Sicilia, en aspa, o sea, de oro, con cuatro palos de gules; costados de plata, con un águila de sable volante.


Los de las casas de Apatamonasterio, Ochandiano, Urquiza, del valle de Arratia y San Agustín de Echevarría, en Vizcaya: En campo de gules, cinco panelas de plata puestas en sotuer; pero estas armas son más propias y antiguas del linaje Guevara, del que procedió el de Gamboa.


La casa del concejo de Trucíos: Escudo cuartelado: 1º. y 2º., de oro, con cuatro estrellas de azur; 3º., de azur, con tres barras (que suponemos que serán palos) de sable (sic.) arriba y abajo, y una panela de gules a la derecha y una cruz del mismo color a la izquierda, y 4º., de sable, con cuatro panelas de gules (sic.). Así las describe el doctor Labayru; pero en dos cuarteles de ese escudo está el color sobre el color, en contra de las leyes heráldicas. Es obvio que el citado autor ha cometido numerosos errores al describir este blasón.


La línea de que pasó a Chile y que entroncó con la casa de Avendaño, trajo las mismas de esta familia: En campo de azur, una camisa morisca de plata, atravesada por tres flechas de oro.


Juan de Gamboa, Señor de la casa de Artiaga, portó por armas las de Aragón (en campo de oro, cuatro palos de gules) que le concedió el Rey de Aragón en la guerra que tuvo contra los catalanes por los excelentes hechos que realizó en su servicio, de quien era su Contador Mayor, según Francisco Zazo y Rosillo.


jueves, 27 de agosto de 2015

Allende

Allende es un apellido vasco, originario de Vizcaya, se cree que exactamente del valle de Gordejuela, partido judicial de Valmaseda. El apellido Aliende, por su parte, sería originario de Navarra y Álava. Una de las explicaciones del apellido se basan en el hecho de que en euskera significaría, "pastizal o campo de cereal". Partiendo de una palabra raíz que sería "aihende" y de la cual derivarían los apellidos Allende, Aliende y Alliende. La palabra Aihen significa brote o pámpano y se utiliza para clasificar distintas plantas o alimentos como: Porru-aihena: pámpano del puerro; Aihendu: brotar un pámpano; Mahats-aihena: sarmiento; Aihenzuri: correhuela mayor; Aihenbaltz: correhuela; y Aihenluze: Enredadera. El escudo de armas de los apellido Allende o Aliende contienen una espiga de trigo, en el caso de Allende el escudo de armas está compuesto por un campo de sinople, una espiga de oro, granada" (sic). La casa-torre de Allende: Hortún de Salazar de Largacha, Señor de la torre de Allende, 1420, es el más antiguo representante de este linaje de quien se tiene documentación y fue enajenada mas o menos en 1580 que queda en poder de una rama de los Salazar de Largacha que desde entonces se llamaron Salazar de Allende. Descendencia: Entre los vizcaínos no hubo ni hay nobles ni plebeyos, señores o vasallos. todos eran de igual dignidad natural y su nobleza es en relación a los extranjeros. La primera categoría nobiliaria era la de 'parientes mayores' y estos eran no por su superioridad sino por que eran los linajes más antiguos e importantes. Tal era la igualdad de las personas el punto que cuando recaía en una mujer la casa solariega y esta contraía matrimonio daba el solar su apellido al marido y era con este que se apellidaban todos los legítimos descendientes.

* * * * * * * * * *
Dicen María del Carmen González Echegaray y Conrado García de la Pedrosa en su obra conjunta "Diccionario de Apellidos y Escudos de Cantabria" con respecto al apellido Allende: Este apellido es de origen toponímico latino, se da generalmente como vasco, del lugar de Gordejuela, pero puede tener diversos lugares de asentamiento, puesto que indica "más allá", "al otro lado de". Los de Cantabria, fueron linaje muy importante en Castro Urdiales, pero hubo otras casa de ese apellido en Alfoz de Lloredo, donde existió una rama en el lugar de Cigüenza, unida a la de Tagle Bracho en Lamadrid, etc. A las casas de Valmaseda les dan por armas: Escudo cuartelado: 1º. y 4º., de sinople, con una torre de oro, y 2º. y 3º., de oro, con un grifo rampante de gules. Otros: En campo de oro, un árbol de sinople y un lebrel rampante blanco al pie de su tronco, con una espada desnuda y ensangrentada en la mano derecha.

* * * * * * * * * *

Una rama pasó a la Argentina, estableciéndose en la ciudad de Córdoba de Tucumán. De esta última rama fue:
I.- Antolín de Allende, natural del valle de Gordejuela, que casó con Luisa de Larrea Salazar, de igual naturaleza, y fueron padres de:


II.- Lucas de Allende, natural del valle de Gordejuela, que pasó a Córdoba de Tucumán, y contrajo ahí matrimonio con Águeda de Losa, natural de dicha ciudad (hija de Pedro de Losa y de su mujer Catalina Gutiérrez, ambos naturales de Córdoba de Tucumán), naciendo de esa unión: 
1.- Tomás de Allende, natural de Córdoba de Tucumán, que casó con Bernardina de la Rosa, de igual naturaleza (hija de Francisco Vicentelo de la Rosa, natural de San Salvador de Jujuy, y de su mujer Ana de Carranza, natural de Córdoba de Tucumán; nieta paterna de Francisco Vicentelo de la Rosa, natural de Granada, y de su mujer Petronila de Ibanguran, natural de San Salvador de Jujuy, y nieta materna de José de Carranza y de su mujer Ana de Herrera, ambos naturales de Córdoba de Tucumán. Los mencionados Tomás de Allende y su esposa Bernardina de la Rosa tuvieron por hijo a:

III.- Pedro Lucas Allende y Vicentelo, natural de Córdoba de Tucumán, y Caballero de Carlos III, en cuya Orden ingresó el 27 de Noviembre de 1795. Personaje que trataremos en otro artículo de este blog.

* * * * * * * * * *

En la obra publicada en Chile en 1944, titulada "Linaje de Hortún de Salazar", Señor de la Torre de Allende, vemos la descendencia directa de los Ortiz de Allende y los Allende de la Torre, pero la causa de este artículo es la relación de entronque familiar que se produce entre los Allende y otros vascos descendientes de Juan de Garay fundador de Santa Fe y Buenos Aires entroncados con Hernando Arias de Saavedra y Villaroel, fundador de Tucumán, Hortún de Salazar, Señor de la Torre de Allende, como señala Allende Navarro, son tres los hijos de Hortún, de Salazar nacido en Gordejuela por el año 1420, natural de la Casa y Torre de Largacha, que inicia documentalmente la filiación del linaje de Allende:

1. Pedro Ortiz de Allende,
2. Juan Ortiz de Allende que pasó a Arceniega, donde fundó su casa, allñi contrajo matrimonio con Sancha Ortiz de Sarahca, padres de
2.1. Diego Ortiz de Allende y Saracha, con sucesión en España
2.2. Juan Ortiz de Allende y Saracha, nacida en Arceniega, casado con Sancha de San Pelayo, natural de Arza, padres de:
2.2.1. Juan Ortiz de Allende Salazar y San Pelayo, Regidor, Procurador del valle de Llanteno, casado en primerias nupcias en 1540 con Francisco de Ureta y Ligorria, hija de Diego de Ligorria y Mencia de Ureta; ya viudo contrajo 2das nupcias con Catalina de San Pelayo, teniendo descendencia de ambos enlances:
2.2.1.1. Francisco de Allende Salazar y Ureta, que sigue en II
2.2.1.2. Francisca de Allende Salazar y Ureta casada en Bilbao con Juan de Moisán
2.2.1.3. Hernando de Allende Salazar y San Pelayo casado con Juliana Ordóñez Barraicúa
2.2.1.4. Sancho de Allende Salazar y San Pelayo casado con Marina de Urquizu
2.2.1.5. Pedro de Allende Salazar y San Pelayo, bautizado en 1552 casado con Alonsa de Ugalde
2.2.1.6. María de Allende Salazar y San Pelayo, natural de Arceniega, Álava, casada con Pedro Igalde Salazar

3. Hortún de Allende Salazar que es el origen de la rama tercerogénita, y
4. Lope Ortiz de Allende, contemporáneo con los anteriores y del cual estamos absolutamente ciertos que es un cuarto hijo de Hortún de Salazar. Este Lope casó con María Sáez de Urrutia y fue morador del lugar de San Vicente, cuadrilla de Irazagorría.

II) Francisco de Allende Salazar y Ureta, se avecindó en Bilbao en 1579, allí se casó en 1569 con María Pérez de Ugalde, luego se casó por 2da vez de 1582 con Magdalena Guevara y Aguinaga, hija de Juan de Guevara y María de Aguinaga, tuvo sucesión de ambos matrimonios

1. Eufemia de Allende Ugalde, b. 1570.
2. María de Allende Ugalde, b. 1571.
3. Casilda de Allende Ugalde, b. 1573.
4. Bárbara de Allende Ugalde, b. 1576
5. Francisca de Allende Ugalde, b. 1577.
6. Pedro de Allende Ugalde.
Dn. Salvador Allende
7. Juan Ortiz de Allende y Guevara,  b. Bilbao 26 diciembre 1584, + c. 1634; llamado también Juan de Allende Villela y Juan de Allende Salazar; pasó al Perú c. 1602 y a Chile poco después; Síndico y Procurador de Santiago; Mayordomo de Santiago; Fiel Ejecutor del Cabildo de Santiago; Regidor de Santiago; Capitán; Maestre de Campo; tal vez fue Corregidor porque en los últimos documentos se llama a si mismo General; dueño de casa en la Alameda con San Antonio, Santiago; dueño de estancias en Nancagua (por dote), Puangue (por dote), Huechún y Vitacura; casada en 1613 en Santiago con Constanza de Uriona y Escobar Villarroel,b. Parroquia El Sagrario, Santiago, 13 diciembre 1593; viuda, testó 04 agosto 1638; casada en 2das nupcias en 1636 con el Capitán Hernando de Buisa Cabeza de Vaca, h. Capitán Santiago de Uriona y María o Mariana de Escobar Villarroel. Tuvo amplia descendencia que perdura hasta nuestro días, entre sus descendientes podemos destacar a Salvado Allende Goessens (1908-1973), Médico, Político, llegando a ser el Presidente de la República de Chile (1970-1973), también podemos destacar a su sobrina Isabel Allende Llona, nacida en Lima en 1942, escritora, premio nacional de Literatura


8 .Magdalena de Allende Guevara, b. 1586.


Los de la casa solar del valle de Gordejuela: Escudo cuartelado: 1º. y 4º., de sinople, con una torre de oro, con puerta y ventanas de azur, y 2º. y 3º., de oro, con un grifo rampante de gules.

Otros Allende, en Vizcaya ostentaron estas otras armas, que tienen algunos tratadistas como las primitivas del linaje: En campo de oro, un árbol de sinople, y al pie de su tronco un lebrel rampante, blanco, con una espada desnuda y ensangrentada en la mano diestra.
Zazo dice que hay también una rama de Allende que ostentó: Escudo terciado en faja: 1º., de plata, con una cruz semejante a la de San Juan, de oro, con perfiles de sable y cantonada de cuatro veneras también de oro y perfiladas de sable; 2º., de gules, con una cruz de cabos vueltos, de plata, y 3º., con ondas de azur y plata.
Otros Allende: En campo de plata, un árbol de sinople; bordura de gules, con cuatro puñales de oro.
Los Allende Marabí, por su entronque con los de esta última familia: Escudo partido: 1º., de oro, con dos osos empinados y afrontados de sable, cada uno de los cuales sostiene en su mano diestra una cabeza de moro (armas de Marabí), y 2º., también de oro, con un árbol de sinople y un lebrel rampante, que tiene la espada ensangrentada en la mano (armas de Allende).


martes, 25 de agosto de 2015

Almagro

Apellido de origen castellano, con casa solar en la villa de Almagro (Ciudad Real).
Fernando González-Doria dice que el linaje Almagro es andaluz, originario de Córdoba, de donde pasó a Granada.


Juan Montenegro, Copero de Rodrigo Girón, Maestre de la Orden de Calatrava, concertó su matrimonio con Elvira Gutiérrez, vecina de la villa de Almagro (Ciudad Real), pero no llegó a casarse con ella a causa de la exigua dote de la novia. Se asegura que tuvo de dicha Elvira un hijo, y que este hijo fue:
Dn. Diego de Almagro, conquistador del Perú
- Diego de Almagro, el célebre conquistador español. De la infancia de éste, sin embargo, nada se sabe en concreto. Se cree que nació en Almagro en 1475, pues fue bautizado allí en 1479, y se supone que, por ser hijo natural, tomó por apellido el nombre de la mencionada villa. Hay algunos autores que afirman que fue soldado hasta 1524, en que se embarcó en la escuadra de Pedro Arias Dávila, huyendo a Panamá por haber dado muerte a un hombre. Lo cierto es que era muy valeroso; que tenía gran talento natural, aunque carecía de instrucción, y que a poco de llegar a Panamá se hizo amigo de Francisco Pizarro, hasta el punto de ser ambos un alma en dos cuerpos, según dice Oviedo. Con Pizarro marchó al Perú y le ayudó eficazmente en sus campañas, regresando a Panamá con un rico botín. El Gobernador Pedrarias le designó para compartir el mando con Pizarro en las nuevas tierras conquistadas, distinguiéndose en las luchas que hubo que sostener para afianzar la soberanía de España. En 1529 vino Pizarro a su patria, logrando que se le nombrase Capitán General de Nueva Castilla. A Almagro sólo se le otorgó el mando de la fortaleza de Tumbez, el título de hidalgo y una renta de treinta mil maravedíes anuales, y desde entonces cesó la amistad entre ambos caudillos, aún cuando continuaron juntos realizando algunas operaciones. En 1535, habiéndole nombrado el Emperador Carlos V, Adelantado de los territorios situados al sur del Perú, organizó una expedición con la que se internó en Chile, llegando hasta Copiapó, en tanto que su segundo, Saavedra, tomaba posesión de Bolivia. Esta expedición fue hecha a instancias de Pizarro, que con su astucia engañó a Almagro, haciéndole creer que hallaría inmensas riquezas, pero la lucha fue larga y dura y el botín escaso. En 1536 fue Almagro Adelantado y Capitán General de la provincia de Nueva Toledo, en Chile. En tanto, los hermanos Pizarro, con sus atropellos, habían provocado la insurrección de los indígenas, que los tenían cercados en Cuzco, y Almagro desde Coquimbo, acudió en su socorro, logrando vencer la insurrección; pero Hernando Pizarro se negó a entregarle el mando, por lo que Almagro mandó que le encerrasen en un calabozo en unión de su hermano Alonso. Desde aquel momento quedó declarada la guerra entre él y Francisco , guerra que terminó con el encuentro que ambos caudillos, con sus tropas respectivas, tuvieron en Salinas el 6 de Abril de 1538, y del que salió vencido Almagro. Este se refugió en Cuzco, pero fue hecho prisionero por los hermanos Pizarro, y Hernando decretó su sentencia de muerte. El 8 de julio del mismo año fue Almagro estrangulado en la prisión, y su cadáver fue llevado a la plaza de Cuzco para que el verdugo le cortase la cabeza. En su testamento legó Almagro a su hijo Diego de Almagro llamado "el Mozo", para distinguirle de su padre, el título de Adelantado, que Carlos V le autorizó para que transmitiera a sus sucesores. Este Diego Almagro "el Mozo" había nacido en Panamá en 1520. Su padre le dio esmerada educación y le llevó consigo en la expedición de Chile. Fue jefe del partido Almagrista y como Francisco Pizarro odiaba al hijo tanto como al padre y a los que aún eran fieles a su memoria, éstos tramaron una conspiración para matarle, y el 26 de Julio de 1541, diecinueve oficiales de Almagro, acaudillados por Juan de Roda, penetraron en el palacio de Pizarro y le dieron muerte. Algunos historiadores dicen que Almagro "el Mozo" no tomó parte en dicho complot, por más que fue proclamado Capitán General del Perú. Pero como los habitantes de Lima no miraban con buenos ojos a los llegados de Chile, como llamaban a los partidarios de Almagro, éste se trasladó a Cuzco. La llegada de Cristóbal Vaca de Castro, nombrado Gobernador por Carlos V, puso término al Gobierno de Almagro, quien se preparó para la guerra contra aquél. Fue, sin embargo, vencido el 16 de septiembre de 1542 en la batalla de Chupas, y aunque huyó a Cuzco, sus propios soldados le hicieron prisionero y fue decapitado como su padre. Murió soltero.


* * * * * * * * * * *
Hay otra rama de Almagro, descendiente del Juan de Montenegro, citado al principio de estas líneas, que fue Copero de Rodrigo Girón, Maestre de la Orden de Calatrava. Dicho Juan de Montenegro, que, como queda consignado, no llegó a casar con Elvira Gutiérrez, contrajo matrimonio con una señora cuyo nombre se desconoce, y de ella tuvo un hijo, que también se ignora cómo se llamó, aunque se sabe que fue padre de:
I.- Alvar Gómez Lunel de Sandoval, bautizado en la villa de Almagro. Este marchó a la conquista de Chile en 1540, y fue primer Maestre de Campo de la expedición. Casó con Catalina González, y fueron padres de:
II.- Juan Gómez de Almagro, bautizado en la villa de Almagro en 1517. Marchó con su padre a Chile en 1540, y fue Alguacil mayor de la expedición de Valdivia y de la ciudad de Santiago en 1541-1552, Regidor Perpetuo en 1550, Alcalde ordinario en 1554, Encomendero de Topocalma y Hualanquén, de célebre recuerdo en la guerra de Arauco, por ser uno de los catorce de la fama. Contrajo matrimonio en 1563 con Francisca de Escobedo, bautizada en Toledo, hija de Francisco de Escobedo, también de Toledo, que marchó a Chile en 1555, y fue Corregidor de Arequipa y de Serena en 1556 y Atacama en 1559; Teniente general del reino de Chile en 1560, Alcalde de Santiago en 1557 y Regidor en 1574-1580. Este Francisco de Escobedo, que estaba casado con Ursula de Orozco, era nieto por línea paterna de Juan Escobedo Rivadeneira, y falleció en Panamá después de 1568, dejando larga descendencia en Chile, perpetuada con el apellido Rivadeneira.
* * * * * * * * * * *
El linaje Almagro no sólo quedó en Chile, sino que se extendió por otros puntos de América. De las ramas de España, una radicó en Granada y otra en Córdoba.
Pedro María de Almagro, vecino de Bujalance (Córdoba), probó su nobleza ante la Real Chancillería de Granada, en 1781.
* * * * * * * * * * *
Probaron su nobleza para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Antonio de Almagro, natural de Villafranca, para Familiar, en Córdoba, en 1598: Francisco de Almagro de Sabariego, natural de Villafranca, para Comisario, en 1617; Catalina Almagro Madueño, natural de Córdoba, en Córdoba, en 1669, mujer de Francisco de Salazar y Leiva, Secretario de la Inquisición de Córdoba; Fray Agustín de Almagro, natural y religioso franciscano descalzo de Almagro (Ciudad Real), para Calificador, en Toledo, en 1745, y Luis de Almagro Acosta, natural de Córdoba, para Familiar, en 1753.

Escudo cortado y medio partido: 1º., de oro, con un águila de sable; 2º., de gules, con un castillo, de plata, aclarado de azur, en cuyo homenaje tiene una bandera blanca, con el asta de oro, cargada de una letra "K", de oro y de una corona real, y 3º., de azur, con un león rampante, de oro, que sostiene en la mano derecha una bandera blanca cargada con una letra "I", de oro, y una corona real sobre ella. Bordura general de plata, con ocho armiños de sable. Por timbre un león rampante de oro, sosteniendo una bandera blanca cargada de las letras "I" y "K" y dos coronas reales. Este escudo consta en una Real cédula confirmatoria de armas, dada en Madrid el 27 de noviembre de 1534 a favor de Diego de Almagro.
Los de Córdoba, según Zazo y Rosillo: En campo de plata, una cruz de Calatrava, de gules.
Los de Málaga y los radicados en Buenos Aires: En campo de plata, un castillo de piedra, aclarado de azur, con una bandera de gules, sobre el torreón del homenaje; bordura de gules almenada de doce almenas. Sobre el yelmo una cinta de plata con el siguiente lema en letras de gules: “Soy de la Casa de Almagro”.

lunes, 24 de agosto de 2015

Cepeda - Zepeda

La mayor parte de los autores señalan el tronco de este apellido de origen castellano, original del lugar de su nombre (en cual tomó por apellido) en la provincia de Salamanca, escribiéndolo indistintamente como "Cepeda" o "Zepeda". Naturalmente, siempre se producen discrepancias y, por tanto, no cabe extrañar que otros autores otorguen el apellido, así denominado, a la provincia de Ávila y para mayor controversia, existen otros que le asignan una comarca que se llama "La Cepeda" muy cerca de Astorga, en la provincia de León. Existen autores que fijan el tronco de este apellido a Vasco Gómez de Cepeda, uno de los principales caudillos leoneses que sirvieron en las mesnadas del rey Alfonso VI de León en el cerco de Gibraltar, en la primera mitad del siglo XIV. Sea como sea, lo probado es que este linaje se extendió rápidamente por la Península, sobre todo en diferentes pueblos de León, Oviedo, Zamora, Palencia, Valladolid y Ávila, derivándose luego algunas líneas que pasaron a los países iberoamericanos.

Parece ser que después de varias generaciones, enlazó con los Ahumada, procedentes de Ávila. Creemos inútil recordar que la figura señera de los Cepeda es la inmortal Santa Teresa de Jesús. Teresa de Jesús de Cepeda y Ahumada, fue hija tercera de Alonso Sánchez de Cepeda y de su segunda mujer Beatriz Dávila y Ahumada.

Pero este apellido contó también con conquistadores en la Nueva España y Luis de Cepeda, natural de Talavera de la Reina que pasó al continente americano en el año 1536, y de estos Cepedas españoles, descienden los mexicanos, entre ellos, Fernando Cepeda, ya nacido en aquel país y que fue Relator de la Real Audiencia de México en el año 1629: Gaspar de Cepeda, Fiscal del Crimen en 1704, y Gaspar Blas de Cepeda, Arcediano de la catedral de Puebla en 1716.

El rey Alfonso XII concedió el título de Condesa de Santa Teresa, en el año 1882 a Teresa de Jesús Cepeda y Alcalde, como recuerdo de la Santa, de quien la dama anteriormente citada era pariente lejana.


Entre los muchos primeros exploradores y colonos que pasaron al Nuevo Mundo y que se asentaron en el Caribe y América Central, figuran:
- Juan de Cepeda y su hermano Gaspar llegaron a la isla de San Juan en 1534;
- Juan Bautista de Cepeda que emigró a Nueva España en 1574;
- Alonso de Cepeda, que llegó al Perú con su hermano Gabriel de Cepeda en 1582;
- Isabel de Cepeda, que se estableció en México en 1594, y
- Francisco Cepeda Taborcia, que emigró a Puerto Rico en 1887

Las primitivas: Escudo partido: 1º., de plata, con un león rampante, de gules, y 2º., de gules, con un castillo de oro, aclarado de azur; bordura general de gules, con ocho aspas de oro.
Los de Galicia: En campo de plata, un león rampante, de gules.
Algunos "Zepeda", en León: En campo de sable, una cruz flordelisada de sinople (sic), acompañada en 1º., 2º. y 3º., de una estrella de oro, y 4º., de un escusón, fajado de plata y sable de cuatro piezas de cada esmalte.