martes, 30 de junio de 2015

Penurias Revolucionarias

MANUEL BELGRANO Y BERNABÉ ARÁOZ (ENCUENTROS Y DESENCUENTROS ENTRE DOS BALUARTES DE LA REVOLUCIÓN AMERICANA) Parte I.

Entre los años 1816 y 1817 el gobernador Bernabé Aráoz tuvo que encausar todos los recursos provinciales para atender la costosa atención al Ejército del Norte, que había sido acantonado en Tucumán en su totalidad y a la Fábrica de Fusiles que funcionaba al este de la ciudad. 

En La ciudad Arribeña (1920), el historiador Julio P. Ávila transcribe el contenido de oficios que remitía el gobernador de Tucumán, al poder central, en 1816. Ellos testimonian la dramática situación económica de la provincia. 

El 3 de octubre de ese año, por ejemplo, Aráoz decía que no le era posible pagar el préstamo de 10.000 pesos de José María Orueta al general Pueyrredon, cuando este era jefe del Ejército del Norte, para la marcha a Jujuy. "El Ejército absorbe enormes sumas; ya no tengo más recursos, ni con qué contar que los muy exiguos de la provincia, hecha un esqueleto, terminados todos sus haberes y producciones a un solo fin, que ha sido la salvación del país. El empréstito que se había dispuesto, no ha podido llenar los distintos objetos de su inversión, sujeto a este solo ramo. Por eso y porque el tesoro público se halla en nulidad, juzgo dificultoso en estas cajas aquel pago. A pesar de todo, no dejaría de arbitrar todos los medios que caben, en lo posible, para cumplir las órdenes de pagar." El 26 de octubre, reiteraba la imposibilidad del pago a Orueta, a quien se debía aún 9.000 pesos. No quisiera decirlo, pero V.E. es testigo del estado de pobreza en que han caído este pueblo y sus hombres. También considero a V.E. en igual caso de necesidad, por los ingentes gastos que demanda la salvación del país. El interesado clama por el reintegro de su crédito y yo no puedo aliviarlo .

BELGRANO NUEVAMENTE AL FRENTE DEL EJÉRCITO:

Otra situación vino a sacudir la modorra provinciana. Nuevamente Manuel Belgrano se haría cargo del Ejército del Norte y el Congreso de inmediato lo designó “Capitán General” de la provincia, en sesión del 13 de Agosto de 1816. Con ello comenzó a gestarse un conflicto de poderes ya que, al no estar definidas las competencias entre el gobernador de Tucumán y la antigua figura jurídica de “Capitán…” que le asignaron al general porteño, los desencuentros lógicamente comenzaron a manifestarse.

La cuestión era muy clara, Belgrano naturalmente buscaba canalizar los exiguos recursos provinciales en la atención del ejército que comandaba y Aráoz por su parte priorizaba los reclamos de los vecinos, extenuados por tener que soportar el peso de la carga de mantener durante tanto tiempo las tropas acampadas a las puertas de su ciudad.

La tirantez entre Belgrano y Aráoz apenas se disimulaba. El primero exigía prioridad a la atención de las tropas, a las que había que alimentar, vestir y pagar; el segundo debía gestionar pobreza para mantener mínimamente una administración de gobierno. Consta que de su propio peculio encaró la obra del canal que trajo el agua desde el Manantial al centro de la ciudad de San Miguel. Una obra costosa pero a estas alturas de la historia de la ciudad, imprescindible. También comenzó a empedrar las calles, por entonces un colchón de tierra en invierno y un lodazal en verano, mejorar la iluminación de las calles y atender la salud de la población. 

Pero eran otras las cuestiones que apuraban al general Belgrano quién reclamaba incansablemente se diera prioridad a la atención de las tropas a su mando. Tan es así que el 20 de septiembre envió una nota al Director Supremo donde hacía conocer su queja y malestar contra el gobernador Aráoz a quién acusa de privarle de los auxilios con que debiera contar. Incluso llega a amenazar que se veía en la precisión de retirar el Ejército, sino se tomaba la providencia de separar a dicho gobernador. Claro que la respuesta de Bernabé Aráoz no se hizo esperar. En su nota al Director informaba que su negativa de a suministrar el jefe del Ejército se debía al estado ruinoso de la economía de la provincia, también manifestaba que sólo a él como gobernador le cabía la responsabilidad de la distribución del tesoro público, no reconociendo otro jefe que el Director. Advertía, eso sí, que estaba listo para franquear a la Caja Militar todos los fondos que se pidieran. 



Estos sucesos enturbiaron las relaciones entre ellos y es lógico que así ocurriera ya que las esferas de su mando no estaban delimitadas. Asimismo la larga permanencia del ejército en Tucumán se hacía ya insostenible para la población. 

Las asperezas continuaron con el pago del sueldo a los oficiales y temas de como debían conducirse los escasos recursos de los que se disponía.

En el mes de Febrero de 1817 el Congreso celebró su última reunión en Tucumán y se trasladó a Buenos Aires, lo que contribuyó a dar oxígeno económico al gobernador Aráoz.

El 6 de octubre de 1817 don Bernabé terminó su período como gobernador, muy desgastado ya por tantos años de manejar la cosa pública apelando a medidas extremas.

El propio general Manuel Belgrano, dejando atrás desencuentros, en un emotivo discurso hizo su elogio en elevados términos cuando entregó Aráoz el gobierno de la provincia a su sucesor el coronel de milicias de Catamarca Feliciano de la Mota Botello; en presencia de los magistrados de la ciudad Belgrano manifestó: "Doy las gracias por mí y a nombre de la nación al gobernador saliente por los distinguidos servicios que ha dispensado al ejército auxiliar y por el empeño, actividad y celo con que ha sabio sostener el orden, la subordinación y respeto a las autoridades constituidas en las más tristes y apuradas circunstancias de verse el país amenazado por ejércitos enemigos y por las interiores oscilaciones, que sin vulnerar el orden de la provincia del Tucumán llegaron a tocar sus límites, por lo que recomiendo al señor gobernador entrante este mérito que lo hace digno de las mayores consideraciones". 

Seguidamente se tomó juramento a su reemplazante el coronel Feliciano de la Mota Botello. 
Hombre de confianza de Belgrano, el nuevo gobernador sumió a los ya atribulados comerciantes y hacendados de la provincia en una pesadilla de impuestos y exacciones al giro comercial que pronto lo volvieron sumamente impopular.

Bernabé Aráoz por su parte se retiró a la vida privada y a rehacer sus intereses económicos descuidados en tantos años de luchas y trajinar en el gobierno de su provincia.
Llevaba consigo la satisfacción de haber dejado sus mejores esfuerzos por la Patria que nacía y un dejo de amargura por el desagradecimiento de muchos y las críticas groseras de otros.
Se le acusa de no haber apoyado de manera aún más eficaz la lucha por la independencia, sin pensar que administraba una provincia totalmente arruinada por tantos años de soportar prácticamente en soledad las cargas económicas que significaba alimentar, vestir y pagar sueldos a un ejército que en cantidad llegó a significar más de la mitad de la población total de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Para la época eran más de 2.500 hombres y animales apostados en La Ciudadela.
Aráoz no podía seguir exigiendo más sacrificios al puñado de vecinos de la ciudad y de la campaña, quienes además eran sus parientes y amigos, sus paisanos de toda la vida y que venían a diario a expresarle que hacían ingentes esfuerzos por sobrevivir ellos mismos. Con ese extraño sinsabor se retiró a su estancia de Monteros, los siguientes dos años se alejó totalmente de la cosa pública y evitó entrometerse en política.

Autor: José María Posse

lunes, 29 de junio de 2015

El significado de los apellidos Mayas en Yucatán


Ac: (Ak), tortuga, enano.
Baas: petaca, baúl.
Bacab: (bakab), comediante.
Bak: (Bak') carne circundante.
Balam: jaguar.
Batún: hacha de piedra, granizo.
Cab: (kab) Tierra, miel.
Camal(Kamal) dos ocasiones.
Can: (kan) serpiente, número cuatro.
Canché: (kanché), serpiente de palo, cama.
Canek: (kanek') estrella del cielo.
Canul: (kanul) rocío del cielo.
Catzim: (katsim), un árbol (Acacia gaumerii).
Cauich: (kawich), dos rostros.
Ceh: (keh), venado.
Cen: (ken), yo.
Cetz: (ketz).
Cex: (kex), exitación, vosotros.
Cimé: (kimé).
Cob: (Kob), maíz picado.
Cocom: (kokom) oidor, planta trepadora con flores amarillas.
Coh: (koh) puma, caro, costoso.
Cool: (kook) maldad, travesura.
Couoh: (kowoh) araña negra ponzoñosa.
Cupul: (kupol).
Cutz: (kutz) pavo montés.
Chablé: lazo extendido.
Chac: (Chak), lluvia, rayo.
Chalé: del verbo lavar.
Chan: pequeño.
Chay: una planta (jathropa aconitifolia).
Chí, nancen, boca, orilla, orla.
Chim, bolsa, escroto.
Chú, calabaza, quemado.
Chuc: (Chuck), carbón.
Chhel (Ch'el) un pájaro.
Ek: (Ek') estrella.
Euan: (Ewan).
Hau, dejar, cesar.
Huchím: (Huchi) del verbo o moler.
Iz (Is) camote.
Kantún (K'antun), piedra amarilla; lecho de piedra.
Keb (K'eb), abrir suavemente; una planta, (Psittacanthus americanus).
Ku (K'u), indio, nido).
Kutz (K'uts) tabaco.
Kuyoc: (K'uyoc).
Matú, regalado u obsequiado de persas o abalorios.
May, casco, terso, espeso.
Maz o Maaz (Maas) grillo.
Mex, barba, pelo.
Miis: barrer, limpiar.
Moh, brasero, dormir junto al fuego.
Mucuy: tortolito.
Na: Casa.
Nabté, lanza, dardo.
Nah, merecer  ser digno de algo.
Nayal, inclinarse, caer, ser olvidado.
Noh, grande, majestad, mano derecha.
Nuch, unir los cabos de algo.
Och, zorro.
Pacab (Pakab) banca, dintel.
Pat, constructor, fabricante.
Peech, duro rígido, sostén.
Pech, garrapata.
Pol, cabeza, cincelar, taller.
Pot o Poot, el que agujera.
Puc (Puk), desmigajar o desmenuzar.
Puch, acción o efecto de despachurrar.
Tah, una planta (Viguiera delante).
Tamay, una planta (Zulania rossovieae).
Tun, piedra preciosa; en voces compuestas significa simplemente piedra.
Tuz (Tus) imitar, mentir, inventar.
Tzab (Tsab), una constelación; el cascabel de la serpiente.
Tzamá (Tsamá), superior.
Tzek (Tsek'), calavera.
Uc (Uk) cabra.
Ucán, árbol no identificado.
Uicab (Wikab).
Uitz (Wits), cerro, montaña.
Uxul, lo último.
Xiu, yerba.
Xol o Xool, báculo, hincar o fijar algo en el suelo.
Xul, término, punta.
Yah, dolor.
Yoc (Yok), agujerear, perforar.
Dzab (Ts'ab).
Dzal (Ts'al) oprimir con la mano.
Dzib (Ts'ib) escritor, pintor.

Dzul (Ts'ul), noble, extranjero, señor.

Fuente: MeridadeYucatan.com

lunes, 22 de junio de 2015

Revista Historia para Todos, Nº1


HISTORIA GENERAL
11 | Un acercamiento al estudio de la Estructura III (EIII) de Calakmul, Campeche, México.
Víctor Barrera Alarcón
19 | Derribando mitos fundacionales: Mantzikert y Myrio Kephalon.
Guilhem Walter Liberali Martin
29 | Ser y Parecer. La Construcción de una Identidad a través de imágenes y semejanzas.
Francisca Carocca Peñailillo
37 | “A Punta Alta cantemos un himno”: reproducción del discurso histórico hegemónico en la historia
aaaalocal de una ciudad bonaerense.
Gustavo Marcelo Chalier
43 | La Nueva Canción Chilena: “De Canción rebelde a Canción disciplinada, una Historia de Transagresiones
y Subordinaciones”, 1960-1973.
Gabriel Sebastián Veas Román
HISTORIA DE TUCUMÁN
55 | “Vir gravis et prudens et in negotiis magni momenti expertus, magnus concionator: Julián de
Cortázar al servicio de Dios y del Rey en el Tucumán (1616-1621)”
Daniela Alejandra Carrasco
67 | Revolución y conflicto institucional. Jurisdicción y competencia en las disputas entre el Cabildo
y la Junta Subordinada en San Miguel de Tucumán (1811-1812)
Vanesa Alejandra Balcarce
75 | El Tucumán “antiguo” en el presente: intersecciones de calles en dos momentos (1935 y 2015).
Agustín Haro
SECCIÓN RESEÑAS
76 | Villaroel González, Oscar / Los Borgia, Iglesia y poder entre los siglos XV y XVI
Sílex, Madrid, 2005, 361 pp. / ISBN 84-7737144-X.
Ruben Almarza González
80 | Sara Peña de Bascary / “Jesuitas en Tucumán al filo de la expulsión”
Revista de la Junta de Estudios Históricos de Tucumán, número 6, 1994, pp. 113 – 138
Julio Javier Córdoba

Opciones
Leer online
Descarga
Página oficial

jueves, 18 de junio de 2015

Revista Historia para Todos

El jueves 25 de junio a las 20, en el Archivo Histórico de la Provincia de Tucumán, 25 de Mayo 487, se presentará el primer número de "Revista Historia para Todos: claves para entender nuestro tiempo".

La publicación surgió de la inquietud de Agustin Haro, Facundo Chaile y Julio Córdoba, estudiantes de la carrera de Historia de la Universidad Nacional de Tucumán, movidos por la necesidad de brindar un espacio abierto, que permita a estudiantes comenzar a insertarse en el mundo de la investigación, y a la vez darles a profesionales de distintas universidades la posibilidad de difusión de sus trabajos.

El objetivo es publicar en forma periódica una revista de divulgación histórica, con un alcance general, desde una perspectiva provincial y regional.

Página Oficial: Revista Historia para Todos

domingo, 14 de junio de 2015

Los Díaz de la Estancia Santa Catalina

Estancia Santa Catalina
En el de artículo publicado el 16 de enero de 2015 sobre los Díaz de la Estancia Santa Catalina de Córdoba dijimos que el fundador de este linaje en Córdoba don Francisco Antonio Díaz, era natural de las montañas de Burgos, basados en A. G. Lazcano Colodrero en su obra Linajes de la Gobernación del Tucumán, luego de un comentario en nuestro artículo por parte de Prudencio Bustos Argañaraz, Presidente de la Academia Argentina de Genealogía, alertándonos de un trabajo suyo "Dos Enigmas genealógicos las filiaciones de don José Esteban Bustos y don Francisco Antonio Díaz" publicado en el Boletín Nº 35 del Centro de Estudios Genealógicos y Heráldico de Córdoba en el año 2008, donde realiza un minucioso análisis de numerosos elementos para esclarecer la filiación de nuestro personaje, podemos de decir en un sintético comentario extraído de una declaración testimonial tomada por el Alcalde el 6 de marzo de 1754: "Francisco Díaz de Mier, mercader tratante, residente en esta ciudad, natural del Principado Asturias en los Reinos de España"... "de edad veinticinco años" de la firma que estampa el declarante al final de este documento sería la misma que se conoce de don Francisco Antonio Díaz, luego propietario de la Estancia Santa Catalina.  También se puede deducir de su declaración que el año de su nacimiento fue en 1729 y no en 1738 como se mencionó. Este un sólo uno de los elementos que analiza el autor para establecer el origen del personaje, aclarando que todavía el nombre de los padres sigue siendo un misterio. 

Otro de análisis interesante que realiza el autor es sobre la "cuantiosa fortuna" que Lazcano Colodrero afirma que trajo don Francisco Antonio Díaz.

Habiendo hecho las rectificación correspondiente, recomiendo la lectura del interesante artículo de don Prudencio Bustos Argañaraz.

Artículos relacionados

lunes, 8 de junio de 2015

Apuntes genealógicos del creador de la zamba

Don José Creserí era un afinador de pianos muy conocido en Salta, que solía afinar el piano de la familia López Maurín – López Reyna en calle Caseros 164, muy probablemente sea allí donde conoció en alguna oportunidad a su futura esposa Carmen López Maurín

    Carmen López Maurín [1] fue bautizada en la Catedral de Salta el 19/12/1843 por el Presbítero D. Juan Manuel Fresco,  quien puso oleo y crisma a Carmen de dos años bautizada de socorro por D. José Domingo Riestra (o de la Riestra) siendo padrinos D. Benito Fábrega y Da. María Josefa Patrón[2].                           

D. José Creserí natural de Italia el 16 de Mayo de 1861 contrajo matrimonio en la Iglesia San Juan Bautista Salta con Da. Carmen López Maurín (anotada en el libro parroquial como Carmen Maurín) hija de D. Mariano López y de Da. Carmen Maurín, siento testigos de matrimonio Simón (…) y Da. Carmen Maurín[3]. 


Fruto de este matrimonio nació:

1. Artidorio Cresseri  bautizado en la Iglesia San Juan Bautista el 5 de marzo de 1862 con el nombre de Andrés Artidorio de seis días de nacido hijo legitimo de D. José Creseri y de Da. Carmen López Maurín. Siendo padrinos: Andres Rosi y Da. Isidora Delgado[4].


2. Luisa Amelia Creserí – López Maurín  bautizada en Salta el 28 de Octubre de 1863 siendo padrinos José Maurín y Florencia Reina[5]


3. María del Carmen Creserí – López Maurín fue bautizada en la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria 17/06/1886 nacida el día (se encuentra el espacio en blanco) hija leg. de José Creserí y de Carmen López, fueron padrinos D. Javier Bargas y Candelaria de la Cuesta. La misma acta dice padre pianista.


En el censo nacional de 1869 aparece la familia Creserí – López Maurín. Con los siguientes datos:

* Camen López edad 25 años,  casada, Argentina, nacida en Salta, sabe leer y escribir.
* Artidorio Creseri edad 6 años, nacido en Argentina
* Alfredo Creseri edad 4 años, nacido en Argentina
* Artidorio Creseri edad 4 años, nacido en Argentina


Segundo Censo Nacional de Salta de 1895, Capital Distrito 03, Sección 04. Población Urbana.

* López de la Cuesta Candelaria, edad 38, viuda, Argentina, nacida en Salta, comerciante,  posee propiedad raíz, sabe leer y escribir, huérfana de padre y madre[7]
* Cresseri Angelica edad 14 años, Argentina, nacida en Salta, sabe leer y escribir, va a la escuela, huérfana de padre y madre.
* Cresseri Carmen edad 9 años, Argentina, nacida en Salta, sabe leer y escribir, va a la escuela, huérfana de padre y madre.
* Cuestas Andres edad 14 años, nacionalidad Argentina, nacido en Salta, sabe leer y escribir, va a la escuela
* Cuestas Juan edad 9 años, nacionalidad Argentina, nacido en Salta, va a la escuela.







Caseros 164 La vieja propiedad de la familia López Reyna - López Maurín
a la que iba don José Cresserí
(conservada hasta nuestros días por sus descendientes López Reyna)
[9].

Las casas y cuadra de la época, calle Caseros al final el Convento San Bernardo[10].


Corresponde unos breves datos a quien se le dedico la zamba[13] (aunque no se han establecido parentesco alguno, puede basarse entre una gran amistad entre el autor Artidorio Cresseri – López Maurín y el doctor Carlos López Pereyra)[14]:


Artidorio Creserí
Doctor Carlos López Pereyra quien fue bautizado solemnemente el  0 1/05/1875 hijo leg. de Benecio López y de Francisca Pereyra vecinos de Salta, fueron padrinos Martín Juanes, soltero y Celedonia Ávila soltera [15]

Su acta de matrimonio de la Parroquia de San Ramón de Oran. Año 1917. N.173

Dr. D. Carlos Pereira (corregida Carlos López Pereyra). De nacionalidad Argentina de la provincia de Salta, edad 41 años, de profesión abogado con Elena Simesen de Nacionalidad Argentina edad 28 años, de profesión masajista.

“En casa de Don Shiold Simesen a 18/04/1917 habiéndose seguido la información de soltería y libertad en que fueron testigos D. Rosendo Cullel de 49 años casado, de esa ciudad y D. José Masciarelli de 38 años casado, vecino de Salta y dispensadas las proclamas canonícas por el suscrito facultado por el obispo diocesano Rodulfo Ovejero Lacroix con licencia el infrascrito Cura interino de esta parroquia pregunte de su consentimiento á Dr. D. Carlos Pereira López, soltero, hijo legitimo de los finados Benecio López y de Francisca Pereira, argentinos de Salta del curato de la Candelaria, ya a Da. Elena (Simens) Simesen soltera hija legitima de Skiold Simesen y Margarita Julia Schaustrup, dinamarqueses vecinos de la ciudad de Oran, siendo testigos Santiago Fleming, casado, y vecino de Salta y Margarita Julia S. de Simesen de estado [16] casada”.


Autor: Martín Javier Augier Diplomado en Genealogía y Heráldica Univ. San Pablo T. Tucumán. Miembro Adherente del Centro de Estudios Genealógicos de Tucumán, Miembro Correspondiente del Centro de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Catamarca. Publicado originalmente en el portal apellidositalianos.com.ar

Fuentes:
[1] Libros de Bautismo Iglesia San Juan Bautista Bautismos 1850-1869. Año 1862. F. 60.
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-1-13055-14294-42?cc=1974193&wc=13747242
[2] Josefa Patrón contrajo matrimonio con Juan Luis Maurín.
[3] Libro de Matrimonios Numero 9, folio 176. Año 1861. Anotado como Cresseri José y Carmen Maurin, pero es Carmen López Maurín hija de Mariano López y de Carmen Maurín.
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-1-12850-14871-80?cc=1974193&wc=13747289  
[4] Isidora Delgado contrajo matrimonio con Angel López Maurín padres de: 1. Climaca Benjamina López Delgado bautizada el 30/3/1827 en Salta. 2. José Nepomuceno López Delgado bautizado el 20/12/1830 en La Merced Salta. 3. María de los Angeles López Delgado. Bautizada el 18/01/1819 en la Merced Salta.
Andres Rossi aparece censado en 1869 a los 31 años de edad, de nacionalidad Suiza c.c. Candelaría López Maurín de 24 años.
Candelaria López Maurín contrajo nuevas nupcias en 1878 con  Ignacio de la Cuesta hijo de Celedomio de la Cuesta y de Da. Carmen Tablas y a Da. Candelaria López viuda de D. Andres Rosi, e hija leg. De Mariano López y la finada Da. Carmen Maurín siendo testigos don Miguel Fleming y su esposa Da. Carmen Jauregui-  (Libro de Matrimonio 11. Folio 90. Año 1878).
Ignacio de la Cuesta y Tabla fue hijo del abogado Celedomio de la Cuesta y de Carmen Tablas esta natural de Mendoza y tuvo por hermanos a Serapio, Francisco, Demofila de la Cuesta y Tabla
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-266-11846-139795-42?cc=1462401&wc=M99B-72J:n750802907
[5] Libro de Bautismo de San Juan Bautista Salta. imagen 24. Bautismos 1862-1874
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-1-13054-2810-34?cc=1974193&wc=13747245  
[6] Censo Nacional de Argentina 1869, Salta, Capital. Subdivisión 09. Family Search imagen16 de 40.
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-266-12052-74323-56?cc=1462401&wc=M99B-722:167070503
[7]  Corresponde a Candelaria López Maurín viuda de Ignacio de la Cuesta, junto a sus sobrinos Cresseri quien ya se hallaban huérfanos, y sus hijos Juan y Andrés de la Cuesta.
[8] Segundo Censo Nacional de Salta de 1895, Capital Distrito 03, Sección 04. Población Urbana.
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-266-12309-38571-26?cc=1410078&wc=11763388
[9] Imagen cedida gentilmente por el Lic. Hernán López Reyna.
[10] Daguerrotipo cedido gentilmente por el Lic. Hernán López Reyna. Calle Caseros al 100 al final el Convento San Bernardo circa 1900.
[11] Imagen cedida por el Lic. Hernan López Reyna.
[12] Imagen tomada http://www.portaldesalta.gov.ar/artidorio.htm
[13] Valga la aclaración Artidorio Creseri López Maurín y el doctor Carlos López Pereyra no son del mismo linaje López Maurín, aunque no se descartan nuevas apreciaciones. A su vez los Maurín han estado fuerte y estrechamente vinculados entre sí, y con siendo muy unidos, prueba de ellos son los padrinos de bautismos, matrimonio que vemos en los vínculos y matrimonios como bautismos de los López Maurín, de Zorreguieta Maurín, Patrón Maurín, Maurín Patrón,  Alurralde Maurín, de Oro Maurín, Maurín Bahamonde.
Corresponde de mi parte aclarar que mi interés en el estudio de esta familia, ha sido motivado por mi ascendencia al ser mi bisabuela materna Teresa Julia de Velasco López de Poliche, hija del Dr. Federico de Velasco – Perez y de Herminia López Reyna nieta por vía materna de José Faustino López Maurín (hermano de Carmen López Maurín de Cresseri) y de María Luisa Reyna Hernández (dato de Hernández proporcionado por Coral Guanes), nieta vía paterna del Excelentísimo Mayor Gral. José Miguel de Velasco – Franco, Prefecto Propietario de Chuquisaca en 1822, Presidente de Bolivia en cuatro oportunidades 1828, en 1829, en 1839, en 1848, declarado mediante ley nacional el 25 de Julio de 1835 Héroe Nacional de Bolivia, y fue en su último periodo como presidente que dicto la ley que abolió la esclavitud de Bolivia, tío de Clotilde Urioste Velasco de Argandoña (Princesa Pontificia, por sus grandes obras pías realizadas en su país como en Europa, dueña del castillo del principado de la Glorieta en Sucre Bolivia) única princesa Pontificia de Sud América.
[14] Este trabajo solo se centra en los orígenes del autor de la López Pereyra, pero también incluyo la diversidad de su biografía extractada del Portal de Salta http://www.portaldesalta.gov.ar/lopezpereira.htm donde explica que Artidorio Cresseri poeta, escritor, empedernido romántico cometió un crimen y que el doctor Carlos López Pereyra pudo haberlo salvado de una prisión perpetua agradeciéndole el compositor con la creación de la canción que hoy es un himno del folclore salteño.
Distintas teorías han suscitado hasta el día de hoy sobre el autor de la Zamba La López Pereyra. En una nota de un diario local de Rosario de la Frontera/Salta, realizada por Carlos Jesús Maita a mi abuelo materno Maximo René Poliche - de Velasco hijo de Teresa Julia de Velasco López,  comento que  por tradición familiar el doctor Carlos López Pereyra solía ir al bar El Cabildo, donde era muy asiduo Artidorio Cresserí – López Maurín quien tanto por su padre, como por su madre sabía tocar muy bien el piano y todo tipo de instrumentos, además de componer canciones, allí había compuesto la popular zamba que habría denominado de otro modo, y que el doctor López Pereyra pedía se la tocara a cada rato, de ahí su posterior denominación y que actualmente se conoce como la López Pereyra. La zamba fue patentada por Andrés Chazarreta quien durante años cobro derechos de autor, de la zamba que cada vez era más popular, sin embargo con los años Artidorio tuvo un hijo abogado que inicio un extenso juicio y gracias al testimonio de los vecinos de Salta, de sus familiares logro recuperar la verdadera autoría de la zamba, rindiendo así honor a la verdad, y sobre todo a la memoria de su padre quien falleció en un asilo de ancianos.
Entre otras diversas fuentes de su biografía todos resaltan que Artidorio Cresseri es el autor de la popular zamba La López Pereyra. El presente trabajo respeta a las anteriores investigaciones de datos biográficos, ninguna brinda detalles sobre sus padres y familiares, brindando esta investigación datos inéditos sobre su genealogía.
[15]  Nuestra Señora de la Candelaria Bautismos 1862-1876 imagen524 de 575.
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-1-13053-21406-17?cc=1974193&wc=13747231 nota en el dorso dice de color de nacionalidad del padre argentino, sin profesión, de la madre Argentina. Se caso en Oran (Salta) con Elena G. Simesen el día 8 de abril de 1917 siendo testigos D. Santiago Fleming y Da. Margarita Julia S. de Simesen Libro p. 1914 pág. 1730. Salta 20 de Abril de 1917. Ramón Nogues.
[16] Parroquia San Ramón de la Nueva Oran, San Ramón Nonato libro de Matrimonios 1889-1927 imagen 440 de 647.
https://familysearch.org/pal:/MM9.3.1/TH-1-12881-24455-20?cc=1974193&wc=13747142

Nota: el doctor Carlos López Pereyra tuvo por hermanos a María López Pereyra bautizada 13/09/1871 en Salta, a Lorenzo López Pereyra bautizado el 09/09/1873 en Nuestra Señora de la Candelaria, Salta.

domingo, 7 de junio de 2015

Todos los Apellidos Vascos

Primer Programa de este ciclo que tratará de seguir las raíces de personajes vascos

viernes, 5 de junio de 2015

Acta de Fundación de San Miguel de Tucumán

Representación de la Fundación de
San Miguel de Tucumán
Transcripción del Acta de Fundación de San Miguel de Tucumán en el viejo sitio de Ibatín el 31 de mayo de 1565.

En el nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas y un solo Dios verdadero, y de la Virgen gloriosa Santa María, su venditísima Madre, y del Apóstol Santiago, luz y espexo de las Españas, y de San Pedro y San Pablo y del bienaventural Arcángel San Miguel; el muy magnífico señor capitán Diego de Villarroel ponía e puso un palo e picota en un hoyo que había mandado hacer para el dicho efecto, en el cual fué hincado y puesto en alto según y como se acostumbra hacer en todas las demás ciudades que ansí se pueblan, a donde dixo y señaló fuese la plaza de la ciudad y que en el dicho rollo y picota se executase justicia públicamente de todos los malhechores; y después de haber puesto el dicho rollo y picota el dicho señor capitán Diego de Villarroel dixo en nombre de Dios Nuestro Señor y de su Magestad del rey don Felipe, segundo deste nombre, primero emperador del Nuevo Mundo de las Indias, y del muy ilustre Francisco de Aguirre, gobernador y capitán general destas provincias de Tucumán, Juríes y Diaguitas por su Magestad, poblaba y pobló en este asiento en lengua de los naturales llamado Ybatín esta ciudad a la cual ponía e puso nombre de San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra de Promisión y así dixo que se llamase desde hoy adelante y que la Iglesia Mayor desta ciudad se nombrase y fuese la advocación de Nuestra Señora de la Encarnación; lo cual todo así fecho dixo que mandaba e mandó que ninguna persona, de cualquier estado e condición que sea, sea osado a quitar el dicho rollo e picota de donde quedaba puesto y asentado, pena de muerte e perdimiento de todos sus bienes para la Cámara de su Magestad; lo cual fué pregonado públicamente por voz de Francisco mulato en treinta y un día del mes de Mayo de mil y quinietos e sesenta y cinco años; testigos que fueron presentes, Juan Núñez de Guevara, Pedro de Villalba, Bartolomé Hernández, Diego de Zabala.- Y el dicho señor capitán Diego de Villarroel, y lo firmó de su nombre, - Diego
Croquis del Antiguo San Miguel de Tucumán
de Villarroel. – Pasó ante mi, Cristóbal de Valdés, escribano público e cabildo. – E luego incontinenti, el dicho señor capitán Diego de Villarroel dixo que para el sustento de la ciudad de San Miguel que nuevamente poblada era menester nombrar Justicia e Regimiento para que la rigiese y gobernase según y como se rigen los demás pueblos e ciudades pobladas en nombre de su Magestad, e para el dicho efecto mandó parecer ante si a Pedro de Villalba y a Juan Núñez de Guevara a los cuales y a cada uno de ellos dió y entregó sendas varas de justicia con cruz encima y dixo que él en nombre de su Magestad les nombraba e nombró por alcaldes ordinarios desta ciudad por este presente año para que executasen la Justicia real, de los cuales y de cada uno de ellos recibió juramento sobre la señal de la cruz donde cada uno de ellos puso su mano derecha, el cual les fué tomado en forma de derecho, e quien bien y fielmente usarían y execerían los tales oficios guardando justicia a las partes y que no serían parciales ni llevarían cohechos, en conclusión del cual dixeron si juro y amén; y firmáronlo de sus nombres . – Y así mismo el dicho señor capitán Diego de Villarroel dixo que nombraba y nombró por regidores desta ciudad de San Miguel a Antonio Berru y Diego de Saldaña y Bartolomé Hernández, Francisco Diaz Picón, Pedro de Lorique y Diego de Vera, e por procurador, Alonso Martín del Arroyo: a los cuales y a cada uno de ellos fué recibido juramento sobre la señal de la cruz y en forma de derecho que usarían los tales oficios de regidores. Y el dicho Alonso Martín del Arroyo por procurador; y firmáronlo de sus nombres. – Pedro de Villalba. – Juan Núñez de Guevara. – Antón Berru. – Diego de Saldaña. – Bartolomé Hernández. – Francisco Díaz Picón. – Pedro Lorique. – Diego de Vera. – Alonso Martín del Arroyo. – Pasó ante mi, Cristóbal de Valdés, escribano público y de cabildo.

miércoles, 3 de junio de 2015

“Reliquias de Ibatín” - Parte III

7. La casulla de San Francisco Solano
Es una pieza de ordenamiento litúrgico, que al tradición oral y el aval de los historiadores, la relacionan con la presencia de San Francisco Solano en Tucumán 189-1597.

La casulla tiene forma de guitarra y está decorada con bordados de hilos de seda, oro y plata sobre un grueso paso de seda el sector rectoral presenta una custodia rematada por un disco solar en alusión a la hostia tradicional. Una media luna de plata en el borde interior alusiva a la virgen María. En los laterales dos ángeles tenantes. El paño dorsal presenta los símbolos de la pasión y el corazón sangrante, emblema de la orden franciscana, complementados con angelitos y gran cantidad de ornamentos se supone que la casulla fue bordada por indígenas de Tucumán y fue parte de la liturgia de los franciscanos de los tiempos de Ibatín. Fue usada por el santo del violín en la propia San Miguel, establecida en Ibatín, en los años que pasó en nuestra provincia.

La casulla está ubicada en la pared lateral que da al este, en el testero del templo de San Francisco, dentro de una vitrina colgante, y se ha conservado hoy bien a lo largo de más de cuatro siglos.

La Casulla de San Francisco de Solano
8. La virgen de las Mercedes, conocida como “La generala”
Es la imagen más venerada por el pueblo de Tucumán. Perteneció a la orden Mercedaria desde los tiempos en Ibatín, la cual recibió un solar en 1565, estableciéndose los frailes en 1586.

El culto a María de la Merced ya era popular en la primera mitad del s. XVII. El 30 de setiembre de 1687, el Cabildo tucumano la nombra abogada de la ciudad y obliga a hacer su festividad y novenario. Es 1774 se erigió canónicamente la cofradía (fue aprobada oficialmente) la devoción a la virgen llegará a su máxima cantidad de fieles en ocasión de los acontecimientos de la batalla de Tucumán de 1812, momento en el cual fue nombrada “Generala” de los Ejércitos de la Patria. Cien años después en 1912 fue coronada pontificiamente bajo el papado de Pío X.

El mismo Manuel Belgrano rezó y pidió la protección de la virgen para el ejército patriota antes de la batalla de Tucumán,  la cual  coincidió con la festividad de la virgen . En agradecimiento el general Belgrano, entregó su bastón de mando y la declaró Generala del Ejército.

La imagen de la virgen esta  tallada en madera (cabeza y manos), mide 1.45 metros de altura, y es una imagen de vestir de poco peso por la necesidad de su transporte a largas distancias en las procesiones, tan frecuentes desde los tiempos de Ibatín.

La “Generala” se encuentra en la iglesia Basílica “La Victoria”, ocupando un lugar central de la parroquia en el altar mayor de la misma.

Nuestra Señora de las Mercedes
9. La virgen del Rosario llamada “La Milagrosa”
La imagen de “La milagrosa” fue traída de Cuzco en el s. XVI fue propiedad de una india llamada Juana Paya quien la donó al colegio de los jesuitas en Ibatín, luego de obtener un milagro de la imagen. “La Milagrosa” estaba ubicada en el altar mayor de la iglesia del colegio de la Compañía. 

Cuando la ciudad se trasladó a La Toma la imagen y su cofradía ocupó el mismo lugar en la nueva ciudad. Cuando los jesuitas fueron expulsados en 1767, la imagen quedó en el templo abandonado hasta que en 1775 el presbítero Miguel Gerónimo Sánchez de Lamadrid, trasladó a la matriz la imagen y la cofradía. Posiblemente, en 1790, la misma fue entregada a los dominicos. El 6 de agosto de 1791.

La imagen recibe pública y solemne veneración en Santo Domingo cuyo tempo y convento a ella están consagrados.

La imagen de la virgen del Rosario está tallada en madera de resistente cedro o nogal con mano diestra, esta estucada y policromada.  La virgen está representada como una figura fina y estilizada de una altura de 77 cms. La imagen representa a la virgen de pie sobre una nube ornada con tres cabezas de querubines. Lleva túnica coloreada con un tono rojo apagado, reñida a la cintura y porta en niño en sus brazos.

En la actualidad la imagen esta ubicada en el altar principal de la nave lateral que da hacia el norte de la Basílica de Santo Domingo.

La Virgen del Rosario
10. El Estandarte Real
El paseo real del Pendón o paseo del Pendón Real  era una ceremonia que se celebrada en algunas ciudades de la América española como parte central de las festividades organizadas en conmemoración de la fundación o la conquista. Consistía en un desfile encabezado por el Pendón Real (el Estandarte Real) y en que participaban las principales personalidades del cabildo; Real Audiencia y autoridades virreinales.

El paseo, que era entendido como una demostración de lealtad hacia la corona, podía estar acompañado de celebraciones religiosas bailes, fuegos artificiales o corridas de toros.

En las ciudades el Estandarte Real era portado por el Alférez Real en los actos públicos.
En San Miguel de Tucumán en el traslado a La Toma el encargado de portarlo fue Alférez Real propietario Felipe García del Valdés, quien entre las 11 y las 12 del día 25 de setiembre de 1685 sacó el Real Estandarte de su casa y acompañado por  los miembros del Cabildo, y de vecinos feudatarios y moradores se sacó públicamente de la plaza, dando vuelta por ella. Este fue el adiós sitio viejo o Ibatín.

El Estandarte Real sería trasladado a La Toma, lo mismo que se hiciera el día anterior, con la caja del archivo, el cepo y el árbol de justicia.
El día 27 de setiembre el Rea Estandarte ingresa a la reciente construida capilla de La Toma. El 28 hará el “Paseo Público” desde la casa del Alférez Real hasta la capilla, colocándolo en el altar mayor rezando las vísperas del arcángel San Miguel patrono de la ciudad.

El Real Estandarte era el símbolo de la posesión del reino de Castilla de las Indias, es decir del nuevo mundo, América. Es por eso, que en el mismo estaba ubicado en su parte central, el escudo de armas del Reino de Castilla-León, realizado este último bordado en hilos de oro y plata sobre un lienzo de terciopelo o alguna tela de gran calidad.

El Estandarte Real
Autor; Prof. Miguel Martínez Torres

Bibliografía

1. “El Arcón de Ibatín” en diario la La Gaceta, Tucumán, setiembre de 2013, Carlos Páez de la Torre (h)
2. Terán, Celia, Arte y Patrimonio en Tucumán S XVI – SXVII. Imprenta Iriarte. Bs. As. 2002
3. Tucumán, “La Historia de Todos”, La Gaceta, 2001
4. Piossek Prebisch, Teresa, La Ciudad en Ibatín – La Primera San Miguel de Tucumán 1565-1685. AG Crivelli. Salta. 2012
5. Lizondo Borda, Manuel, “El Tucumán de los siglos XVII y XVIII” en Historia de la Nación Argentina, Academia Nacional de la Historia. Bs. As. 1936
6. Lizondo Borda, Manuel, Sobre la Batalla de Tucumán, Universidad Nacional de Tucumán, Tucumán, 1938
7. Lizondo Borda, Manuel, Tucumán indígena, Universidad Nacional de Tucumán, Tucumán, 1938

martes, 2 de junio de 2015

“Reliquias de Ibatín” - Parte II

4. El San Miguel Arcángel de la Iglesia de San Francisco
La imagen del Arcángel San Miguel, patrono principal de la ciudad de Tucumán, es la una talla de madera en la que el ángel aparece librando brioso la lucha contra  el maléfico ángel caído.No existe documentación que avale su procedencia de  Ibatín, pero la tradición dice que la imagen perteneciente a los jesuitas fue traída de ese lugar.
La efigie de San Miguel es una talla en madera en madera encarnizada, dorada y policromada perteneciente al estilo barroco, sus medidas son 120 x 80 cm
El imagen de la orden de San Ignacio y pasó luego de 1768, a los franciscanos en la actualidad el ícono, está ubicado en el retablo mayor de la iglesia de San Francisco
San Miguel Arcángel
5. El San Simón y San Judas Tadeo en la iglesia de San Miguel de Tucumán

La presencia de las dos imágenes, vicepatronos, está documentada, y la tradición cuanta de que los santos salvaron a San Miguel el 28 de octubre de 1578, día de la fiesta de los dichos santos apóstoles, de la destrucción en manos del cacique Gualán.

Conocidos cariñosamente por la tradición popular como “los galleguitos”, tuvieron un oratorio en Ibatín a tres cuadres de la plaza. La proximidad de la ermita con el río, ocasionó que en 1678 y 1679 dos grandes crecidas del río destruyeran la ermita, por lo que las imágenes fueron trasladadas a la iglesia matriz, desde donde se los llevará al nuevo asentamiento de San Miguel en La Toma

Estas imágenes son posiblemente procedentes del Alto Perú y fueron talladas en madera dorada y policromada, poseen un carácter estático y arquitectónico” tienen una estampa de arcaica belleza. Son de un  gran valor histórico y religioso para la ciudad y la provincia.

San Judas Tadeo y San Simón ocupan desde 1578 un lugar de honor en los altares de la iglesia matriz, conjuntamente con la imagen de la patrona Nuestra Señora de la Encarnación.

San Judas Tadeo y San Simón
6. La Jarra de Ibatín

Es considerado un objeto destacable del patrimonio artístico colonial
Es un vaso cilíndrico de unos 29 centímetros de alto con un importante pico, adornado por un mascarón de un fauno. El asa se despliega sobre de uno de los bordes laterales y ostenta ornamento. Este vaso estaba acompañado con una fuente circular con una moldura central donde posaba la base del jarro.

La jarra está realizada en plata y ostenta la marca del quinto real, que es una corona real en la base y ambas caras del asa. Su peso es de 1,2 kg.  La pieza es de metal fundido, repujado y esgrañado, y es de platería de Lima del 1660. Es un típico ejemplo de severo manierismo tardío de la platería española del siglo de oro. Se atribuye la pieza a perteneciente posiblemente a doña Francisca Rojas, según consta en una carta de dote y arras redactadas en Ibatín en 1606, como parte del ajuar que le presentaba a su prometido.

La exquisitez y cuidado de los formas que la ornamentan, hacen de la pieza perteneciente a un personaje de alto rango y poder económico.

La jarra fue encontrada  en el paraje de Ibatín por el señor Ambrosio Guillón, vecino de la localidad de Monteros, quien la donó, y hoy es parte del Museo Histórico Provincial Presidente Nicolás Avellaneda. Fue robada y recuperada dos veces. Es un ejemplo de los objetos que utilizaron en el sitio  los antiguos habitantes de Tucumán.

La Jarra de Ibatín

lunes, 1 de junio de 2015

“Reliquias de Ibatín” - Parte I

La vida en Ibatín

La vida de la ciudad de San Miguel de Tucumán en el sitio de Ibatín forjó la identidad de la actual ciudad del norte argentino. Cuando fue abandonada Ibatín, los habitantes que emigraron a La Toma llevaron todas sus pertenencias. Lo mismo las órdenes religiosas, el clero secular y la administración política, trasladaron todos los objetos que representaban simbólica y materialmente su orden, su organización, los medios que permitieron su desenvolvimiento cotidiano.

Muchos objetos de Ibatín traídos por estos refundadores de San Miguel de Tucumán, han sido heredados por los actuales habitantes de la ciudad, núcleo poblacional político, social y cultural de la provincia de Tucumán.

Estos objetos, hoy son íconos que nos identifican histórica, cultural, política y religiosamente. Es nuestra responsabilidad conservarlos para que permitan preservar la memoria de nuestra historia, el  pasado que nos marcó, en el cual confluyeron la cultura española e indígena.
Entre los objetos destacamos los siguientes:

1. La Cruz Fundadora de la ciudad de San Miguel de Tucumán
2. El Arcón del archivo
3. La representación de San Miguel de Tucumán en Ibatín de Felipe Huamán Poma de Ayala
4. El San Miguel Arcángel de la Iglesia de San Francisco
5. El San Simón y San Judas Tadeo de la Iglesia Catedral de San Miguel de Tucumán
6. La Jarra de Ibatín
7. La Casulla de San Francisco Solano
8. La Virgen de las Mercedes, conocida como “La Generala”
9. La Virgen del Rosario, conocida como “La Milagrosa”
10. El Estandarte Real

1. La Cruz Fundadora de la ciudad de San Miguel de Tucumán
La denominada “Cruz Fundadora”, es uno de los objetos religiosos que se realizaron en Ibatín, utilizando la abundante e insuperable madera de los montes de dicha zona. La madera de la cruz es de quebracho colorado, y está pintada de negro, sus medidas son: cinco metros de alto y su brazo es de 1.8 metros,

Se dice que la cruz estuvo, presente cuando San Miguel de Tucumán se fundó nuevamente en el sitio de La Toma en 1685, por orden del gobernador Fernando de Mate de Luna.

En la actualidad “La Cruz Fundadora” se encuentra en uno de los muros de la Iglesia catedral, enmarcada por frescos que representan el acto fundacional de San Miguel de Tucumán en el lugar que ocupa en nuestros días.

La Cruz Fundadora
2. El Arcón del Archivo
El 24 de setiembre de 1685, se arrancó el árbol de justicia y se metió en una carreta al igual que la caja del archivo de los papeles, de la ciudad y su cabildo, cerrado de tres llaves. Lo mismo se hizo con el cepo, símbolo de poder coercitivo del Estado.

El “Arcón del  Archivo” es uno de los objetos que fueron traídos de Ibatín en 1685, y representa el Estado, su administración y registro documental.

El Arcón es un mueble alto de madera con dos puertas con estantes interiores, y en su base cuenta dos cajones además, además sencillo adorno en la parte superior.

El último depositario fue Agustín Sal, su hijo Pedro  G. Sal lo donó al flamante museo provincial en el año de 1916.

En 1940, el mueble pasó de la UNT, estaba depositado en la escuela de dibujo y artes plásticas, a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán en la actualidad se encuentra en el Salón de actos de dicha dependencia.

El Arcón de Ibatín

3. La representación de San Miguel de Tucumán en Ibatín de Felipe Huamán Poma de Ayala
La representación fantasiosa de San Miguel de Tucumán en Ibatín, contenida en el manuscrito de Felipe Huamán Poma de Ayala documento descubierto en 1908 en la universidad de Copenague, en la misma se refleja una gran muralla que rodea la ciudad, en su interior casas bajas con techos aterrasados, o de dos aguas, preludio de un conjunto mayor más importante, en el cual el centro es la plaza mayor, en la misma hay personas y animales y un guardia. En el interior de la plaza hay una recoba  con cuatro arcos en herradura,  torre de tres pisos y cúpula;  soldado con casco y lanza, cuatro edificios en  la parte lateral, uno con galería de cinco arcos con un torreón y una iglesia con pórtico y torre de dos pisos y cupulín cónico rematado por una cruz sobre esfera.

La obra está fechada en 1587 y representa con dibujos e inscripciones los personajes y costumbres de los incas y demás poblaciones de imperio homónimo, Tucumán era una parte del cual se trata de una pintura incaica precolombina de carácter artístico

Representación de Felipe Huamán Poma de Ayala